El proceso seguido contra el narcotraficante, Joaquín Chapo Guzmán, en Estados Unidos iniciará el 5 de noviembre aunque su defensa señale que necesita más tiempo, indicó el miércoles el magistrado del caso.

El líder del cartel de Sinaloa en México tiene 17 delitos en su contra, incluido el envío de más de 200 toneladas de cocaína al país del norte, por lo que podría enfrentar toda una vida en prisión.

“Es imposible francamente estar preparado para el juicio”, señaló su abogado, Jeffrey Lichtman, al juez federal de Brooklyn Brian Cogan, en la última audiencia en la cual estuvo presente el inculpado, pero no su esposa, la reina de belleza Emma Coronel

El letrado solicitó más tiempo para poder analizar la gran cantidad de documentos, fotos y videos presentados por el gobierno estadounidense, un pedido que fue negado por Cogan.

“Lo único que queremos es un proceso justo”, declaró Lichtman a los periodistas. “Hay demasiada evidencia (...) Este juicio es muy grande” y los abogados del Chapo “solo somos tres”.

Gran parte de los archivos presentados por la parte acusadora están bajo secreto de sumario y se tiene previsto que la selección de los 12 miembros del jurado no sea pública. En principio, esta sería entre un grupo de 1000 personas y totalmente anónima, sin nombres, profesiones ni direcciones.