El candidato de derecha a la presidencia brasileña, Jair Bolsonaro, decidió adelantar los nombres de los integrantes de su posible gabinete de cara a la segunda vuelta electoral el próximo 28 de octubre. La medida está dirigida a contrarrestar su imagen de actor improvisado y sin equipo.

El primero en la lista es Paulo Guedes, doctor por la Universidad de Chicago y titular del fondo Bozano Invesment, quien a su vez ya puso sobre la mesa quienes serían sus más cercanos colaboradores, personas del sector privado para el control de la economía.

Uno de ellos es el director ejecutivo del Bank of America para América Latina: Alexandre Bettamio, según informaciones del diario Folha de Sao Paulo. También se barajan Joao Cox, presidente del directorio de TIM, Sergio Eraldo Salles Pinto, de Bonzano Inversiones y Roberto de Oliveira Campos Neto, nieto de Roberto Campos, un famoso economista de los años 80, ejecutivo del Santander y director de la offshore Peacock Asset Ltd.

Otros en la lista son Maria Silvia Bastos Marques, presidenta ejecutiva de Goldman Sachs en Brasil y Fabio Abraao, gestor de un fondo de inversión para infraestructura: Infra Partners infraestrutura.

El ex oficial del Ejército habría reservado puestos a sus antiguos colegas en las áreas de infraestructura, educación y ciencia y tecnología; además de las carteras vinculadas a seguridad. En Transportes, el aspirante al sillón presidencial se decantaría por el general Oswaldo Ferreira, interesado en proyectos de construcción de carreteras y otros emprendimientos, hoy paralizados.

Para Defensa estaría el general Augusto Heleno y para el Ministerio de Ciencia y Tecnología, Marcos Pontes, el primer y único brasileño que fue al espacio.

Para Justicia, Bolsonaro buscaría nombrar a Gustavo Bebianno, actual presidente del Partido Social Liberal, agrupación que le dio cabido al controvertido candidato y que de 1 diputado subió su cuota a 52 tras los comicios del domingo.