Un empleado limpia el piso en el Terminal 1 del Aeropuerto Internacional Hongqiao en Shanghai el martes, previo a su reapertura tras 3 años de renovaciones.

El Terminal 1 del Aeropuerto Internacional Hongqiao en Shanghai será el primero de China en ofrecer un registro de embarque totalmente automatizado, así como otros servicios de abordaje para vuelos nacionales a partir del 15 de octubre después de más de 3 años de trabajos de renovación.

El espacio servirá para el funcionamiento de Spring Airlines, compañía con sede en la metrópolis, así como el de otras aerolíneas de viajes internacionales.

Para cumplir con el cometido se han dispuesto 28 máquinas de facturación y 18 mostradores para depositar las maletas de vuelos nacionales de Spring Airlines, señaló Zhang Xiaojun, funcionario del Aeropuerto de Shanghai.

Los dispositivos imprimirán las tarjetas de embarque y las etiquetas para las maletas, así también permitirán a los viajeros escanear sus documentos de identidad y hacer todo el procedimiento por ellos mismos, el cual se completará tras concluir el chequeo de seguridad, también automatizado, que incluye análisis y reconocimiento facial con una duración total de 12 segundos.

"Tras el escaneo de los documentos de identidad y el reconocimiento facial en las 8 máquinas disponibles para la verificación, los pasajeros estarán listos para abordar”, resaltó Zhang.

Wang Zhijie, presidente de Spring Airlines, sostuvo que en comparación con los trámites convencionales, el sistema de autoservicio evita que los viajeros se apresuren a pasar por varios mostradores. No obstante, destacó que la compañía ofrecerá ayuda a quienes no estén familiarizados con el esquema.

Agregó que el programa de abordaje y entrega de maletas fue desarrollado de manera independiente por el equipo de información tecnológica de la aerolínea y que las máquinas fue un trabajo conjunto con el aeropuerto Hongqiao.

Las instalaciones son parte del proyecto de remodelación del lugar que se inició en diciembre de 2014 y que incluyó además la renovación de las salas de tráfico y la infraestructura circundante, de acuerdo con Dai Xiaojian, vicepresidente de la Autoridad Aeroportuaria de Shanghai.

El edificio cuenta asimismo con 11 baños, 9 cuartos de lactancia, 10 servicios con acceso de sillas de ruedas, Wi-Fi de alta velocidad y recarga de celulares.

"Uno de los aspectos más difíciles de la obra es que los vuelos del terminal no dejaron de operar”, acotó Dai.

El terminar será capaz de lidiar con 10 millones de pasajeros al año ahora, añadió.

Jiang Yunqiang, gerente general de Hongqiao, subrayó: "Comprendemos que los pasajeros tomarán tiempo para ajustarse al nuevo sistema, pero el autoservicio es una tendencia en los aeropuertos internacionales y Hongqiao tomará las medidas necesarias para ayudarlos a manejar el procedimiento con anticipación”.