Sala de ExxonMobi en la Exposición Internacional de Comercio Petroquímico de China en Dongying, provincia de Shandong, el 29 de mayo de 2018.

China atrae a las compañías extranjeras gracias a su renovado entorno empresarial, informó el Diario de Economía el martes.

El número de nuevas aprobaciones para empresas de inversión foránea creció 102,7 % a 41 331 en los primeros 8 meses del año con un monto total de $86 500 millones, un incremento de 6,13 % en el mismo período, según los últimos datos del Ministerio de Comercio del país.

China es fiel a su compromiso continuo con la reforma y apertura económica de la nación. El mes pasado, el Consejo de Estado, el gabinete nacional, dictó nuevas medidas para facilitar proyectos de capital extranjero, aminorar la carga impositiva de algunos bienes importados y acelerar procedimientos de despacho aduanero.

El primer ministro, Li Keqiang, ha enfatizado en varias ocasiones la convicción de ampliar el acceso al mercado, otorgar igual tratamiento a firmas nacionales e internacionales, ofrecer una protección más efectiva a los derechos de propiedad intelectual y agilizar la entrada de inversión extranjera en el país.

La compañía electrónica japonesa, Omron, cerró en julio su planta en Suzhou, pero expandió su inversión a 1000 millones de yenes ($8,84 millones) en Shanghai. El periódico indicó que la empresa mostró su confianza en China al tomar la decisión de incrementar su capital en medio de una intensa competencia local y crecientes costos laborales.

Otras firmas también se han subido a la ola. La estadounidense de autos eléctricos, Tesla, firmó un acuerdo que prevé la construcción de una nueva fábrica en Shanghai para una producción de 500 000 unidades anuales; la química alemana BASF invertirá $10 000 en el establecimiento de un centro en Guangdong, donde también ExxonMobil, la mayor compañía de petróleo y gas de Estados Unidos, planea proyectos por $10 000 millones.

El diario agregó que la inversión foránea seguirá cuesta arriba gracias a la confianza depositada en la segunda economía del mundo. Datos del Ministerio de Comercio muestran asimismo que el capital extranjero en el sector de alta tecnología creció 6,6 % de enero a agosto.