Una importante compañía de autobuses en Shanghai ha instalado cámaras equipadas con tecnología de reconocimiento facial y análisis de imagen en algunos de sus autobuses para evitar que su choferes conduzcan fatigados.

Como la cámara captura cada movimiento y expresión facial de los choferes de autobuses, puede detectar conductas irregulares o infracciones como realizar llamadas telefónicas, fumar o dormitar, señaló Xia Zhirong de la Compañía de Autobuses Jiushi de Shanghai.

"Al detectar una conducta anormal, el sistema reaccionará e informará a personal de apoyo en un plazo de entre cinco y 10 segundos", dijo Xia, quien añadió que una vez que el autobús llegue a sus destino, el chofer será retirado para una mayor investigación.

La compañía opera el 55 por ciento de las líneas de autobuses de Shanghai, con una distancia total de 10.296 kilómetros y una capacidad de transporte anual de 1.300 millones de viajes.

"Solíamos usar un método de supervisión en el lugar para prevenir conductas de manejo irregulares. Los choferes de autobús eran supervisados una sola vez durante cinco minutos cada 10 días", dijo Nie Qingyi, subgerente general de la compañía de autobuses.

"Ahora gracias a las cámaras de vigilancia de 24 horas, las conductas de los choferes serán monitoreadas mucho más de cerca", añadió.

Un sistema de alerta panorámica de 360 grados será instalado también en un grupo de autobuses nuevos y ofrecerá una visión amplia de sus choferes durante el encendido, estacionado, giros y conducción.

"Alrededor de 2.000 autobuses que operan en el centro de la ciudad estarán equipados con el sistema de reconocimiento facial más reciente antes de la próxima Expo Internacional de Importaciones y Exportaciones de China que será inaugurada en noviembre", dijo Nie.