La historia debe quedar en la memoria, así es como inicia el documental recién estrenado, “Frontera para médicos”, con una trama que queda establecida desde el comienzo.

Compuesto de cuatro episodios, de 45 minutos cada uno, la cinta narra conmovedores pasajes de la vida de equipos de salud chinos y sus pacientes africanos a lo largo de 55 años desde que el primer grupo, enviado por el Gobierno, de 13 miembros entre doctores y enfermeras llegara a Argelia en abril de 1963.

"Durante los preparativos, la grabación y la edición, el director Wang Baocheng y yo dimos prioridad a la verdad”, exclamó He Yali, productor del proyecto. "Hemos mostrado la férrea Amistad entre los pueblos de China y África a través de esta cooperación de larga data”, explicó y añadió: "Hemos develado los detalles de su labor in situ como el tratamiento de los pacientes con ébola y las salas de cuarentena”.

La unidad de producción viajó a 14 ciudades en 9 países africanos desde febrero pasado, entrevistó a más de 100 diplomáticos chinos, embajadores, líderes y ministros de Salud de las diferentes naciones, así como equipos médicos y pacientes.

La serie, transmitida por CCTV el 19 y 20 de agosto, llegó a más de 90 millones de telespectadores a nivel nacional.

"Las historias son reales, así como las risas y las lágrimas de los profesionales de la salud chinos y de la población africana frente a las cámaras”, apuntó el productor. "La audiencia puede sentir la bondad de estos médicos”.

Cao Guang, un miembro del equipo de salud en Guinea, señaló que las escenas le recordaron la incansable lucha contra el virus del ébola en 2014.

Miembros del equipo de grabación del documental “Frontera para médicos” junto a un grupo de doctores en Madagascar.

"Estuve aislado por un tiempo porque estuve expuesto a algunas personas infectadas con ébola”, recordó. "Estaba muy estresado porque había sido testigo del dolor, el sufrimiento y, en algunos casos, la muerte de colegas y pacientes; sin embargo, debí mantener la calma y apoyar a mis compañeros”.

"Sabía que mi familia y mi país estaban preocupados por mi bienestar emocional y físico, pero los locales necesitaban de nuestra ayuda”.

Cerca de 50 doctores chinos sacrificaron sus vidas en el continente africano a lo largo de 5 décadas. Las historias contadas en el documental representan el paradigma de la asistencia médica china en África por medio siglo, de acuerdo con Cao.

"La cinta muestra la valentía de mis compatriotas y difundirá su reputación en todo el mundo”, resaltó. "Tengo el honor de ser uno de ellos”.

Li Wentao, investigador del Instituto de Relaciones Internacionales Contemporáneas de China, sostuvo que la cooperación en el campo de la salud refleja el espíritu de humanidad y globalización, al igual que la labor desinteresada del doctor canadiense Norman Bethune al servicio del pueblo chino hace más de 80 años.

"Hoy en día, la asociación China-África se construye sobre la base del mutuo beneficio. El espíritu de cooperación internacional del doctor Bethune es indispensable en este contexto”, destacó Li. "Estos ángeles de batas blancas son mensajeros de paz y amistad”.