Rusia enviará una cápsula de microorganismos a Fobos, una luna marciana, como parte de su misión espacial Boomerang, declaró a Sputnik la jefa del Departamento de microbiología del Instituto de Estudios Médico Biológicos de la Academia de Ciencias de Rusia, Natalia Nóvikova. El fin es estudiar posibles mutaciones originadas por el viaje.

La científica recordó que ya con anterioridad se tenía previsto poner en práctica el experimento en la estación Fobos-Grunt.

"Desafortunadamente, el vuelo fracasó. La misión tenía por objetivo enviar una cápsula especial con microorganismos a Fobos, el satélite de Marte, y su retorno", comentó.

En 2011, la sonda Fobos-Grunt no pudo llegar a órbita debido a un encendido fallido de los propulsores de la nave. Dos meses después, alcanzó la atmósfera terrestre, pero colapsó en el océano Pacífico. En ese entonces, su costo fue de 5000 millones de rublos, más de 166 millones de dólares.

En octubre de 2016, Roscosmos encargó el desarrollo de una nueva sonda en el marco del proyecto Boomerang, para traer 600 gramos de material de Fobos, misión que podría realizarse entre el 2024 y 2025.