Un cliente selecciona artículos importados en una tienda de comercio electrónico transfronterizo en Hangzhou

El Consejo de Estado emitió el martes un comunicado en el que aprueba el establecimiento de zonas piloto integrales para el comercio electrónico transfronterizo en 22 ciudades del país, a saber Beijing, Hohhot, Shenyang, Changchun, Harbin, Nanjing, Nanchang, Wuhan, Changsha, Nanning, Haikou, Guiyang, Kunming, Xi'an, Lanzhou, Xiamen, Tangshan, Wuxi, Weihai, Zhuhai, Dongguan e Yiwu.

Hasta el momento, el número de zonas piloto integrales para el comercio electrónico transfronterizo ha aumentado a 35 de 13, incorporándose ahora ciudades de primer y segundo nivel.

El volumen de transacción de las zonas piloto integrales para el comercio electrónico transfronterizo se ha duplicado por segundo año consecutivo, declaró un funcionario del Departamento de Comercio Exterior, adscrito al Ministerio de Comercio.

Esto ha pasado a ser un nuevo hito en la innovación y el desarrollo del comercio exterior de China, un nuevo motor de transformación y actualización económica, una nueva plataforma para la innovación y el espíritu empresarial, al igual que un nuevo portador para satisfacer las necesidades de construcción de la iniciativa de la Franja y la Ruta, agregó el funcionario.

En marzo de 2015, el Consejo de Estado publicó un documento en el que aprobaba el establecimiento de la primera zona piloto en Hangzhou, provincia de Zhejiang. Desde entonces, 12 zonas piloto fueron establecidas en Tianjin, Shanghai, Chongqing, Hefei, Zhengzhou, Guangzhou, Chengdu, Dalian, Ningbo, Qingdao, Shenzhen y Suzhou para ofrecer más apoyo al desarrollo de la exportación.

Comparado con las 13 ciudades iniciales, las 22 nuevas zonas que se añaden han ampliado el margen de las zonas piloto a la región central, occidental y nororiental de China. Shenyang, Changchun y Harbin conforman las ciudades del noreste, mientras las ciudades del centro y del occidente ocupan casi la mitad del total.

La economía del internet ofrece una rara oportunidad para las empresas medianas y pequeñas de China, declaró a este rotativo Zhu Qiucheng, un investigador del Centro de Investigación de Comercio Electrónico.

El potencial es enorme para las regiones subdesarrolladas del centro y del oeste, en donde las industrias de China están reestructurándose rápidamente, añadió Zhu.

El volumen del comercio electrónico transfronterizo (incluida la venta y el B2B) llegó a los 7,6 billones de yuanes (1,12 billones) el año pasado, según iiMedia Research, una consultoría de mercado. Se ha estimado que la cifra llegará a los 9 billones de yuanes este año.