Un ponente enseña un escáner de seguridad que emplea imágenes formadas por ondas milimétricas durante una convención de ciencia y tecnología en Xi’an, provincia de Shaanxi, el año pasado. La tecnología se implementó recientemente para uso en aviación civil en China.

China Aerospace Science and Industry Corp, el mayor fabricante de misiles del país, desarrolló lo que los ingenieros dicen es el instrumento de detección de seguridad más avanzado de la nación: el llamado escáner de ondas milimétricas 3D.

El escáner, diseñado y construido por el Instituto de Medición de Radio de Beijing Huahang bajo la Tercera Academia de la CASIC, es el "más inteligente y capacitado" de todos los escáneres de seguridad en China, según el instituto, el cual se especializa en radares y equipos fotoeléctricos.

Varios países, incluidos Estados Unidos, Reino Unido y Japón, ya han adoptado escáneres de ondas similares para llevar a cabo controles de seguridad en sus aeropuertos.

Se trata de un dispositivo de imágenes de cuerpo completo que utiliza una forma de radiación electromagnética para detectar objetos ocultos debajo de la ropa de una persona.

Zhao Yinghai, diseñador en jefe del producto, aseguró que comparado con los detectores de metales ampliamente empleados en edificios gubernamentales, lugares públicos y puestos de control de seguridad en aeropuertos y estaciones de tren, el nuevo escáner ofrece tiempos de respuesta más rápidos y mayor precisión y requiere mucha menos mano de obra.

El escáner es capaz de detectar hasta 89 elementos peligrosos o que representan algún riesgo en 1 segundo, incluyendo aquellos "invisibles" a los dispositivos de detección actuales, como líquidos corrosivos o inflamables.

El dispositivo tiene una tasa de precisión del 95%, lo que significa gran parte del personal que realiza inspecciones manuales ya no será necesario. El escáner aumentará en gran medida la eficiencia en los puntos de control de seguridad a la vez que será más conveniente para los pasajeros, aseguró Zhang, señalando que se puede utilizar en humanos con seguridad.

"Su radiación en el cuerpo humano es una milésima de la de una señal de teléfono móvil, así que básicamente está libre de radiación", explicó. " Autoridades nacionales han examinado y certificado su seguridad; toda la información relacionada está disponible al público".

Hu Lin, uno de los diseñadores del escáner, explicó que incluso si un pasajero lleva un artículo peligroso más pequeño que una moneda de 1 jiao, se detectará instantáneamente y se mostrará en el escáner.

En cuanto a las preocupaciones sobre la privacidad, Hu aclaró que el escáner solo muestra una figura humana en pantalla en el punto de control en lugar de una imagen real del cuerpo del pasajero. En una sala de control aparte, los inspectores podrán ver la imagen real, sin embargo, la cara y la ingle del pasajero aparecerá distorsionada.

El instituto construyó el primer prototipo de escáner de ondas milimétricas de China en 2011 y ha registrado más de 40 patentes nacionales en relación con las tecnologías avanzadas de imágenes corporales. El instituto aseguró que ha seguido mejorando el producto, el cual se encuentra en período de prueba en varios aeropuertos nacionales.

La Administración de Aviación Civil de China emitió recientemente un conjunto de directrices sobre el uso de escáneres de ondas milimétricas en los aeropuertos, instando a la sustitución de los detectores de metales en los que las autoridades chinas de seguridad aeroportuaria han confiado durante 26 años.

La Administración de Aviación Civil llevó a cabo pruebas de escáneres similares en múltiples aeropuertos nacionales en agosto y mayo.