Donald Trump y el Secretario General de la OTAN durante un desayuno bilateral en Bruselas.

La cumbre de la OTAN, en Bruselas, ha sido un nuevo escenario para que Trump salga al ruedo, nuevamente con sus acostumbradas declaraciones explosivas.

Entre lo primero que se le escuchó al mandatario en suelo europeo fue decir que “Alemania es una prisionera de Rusia”.

Esta declaración llegó después de que Trump considerada como “muy triste” que Alemania hiciera un acuerdo “masivo” de gas y petróleo con Rusia -“Alemania está totalmente controlada por Rusia, porque recibe entre el 60 y el 70 % de su energía de Rusia en el nuevo gasoducto”- mientras “se supone” que Estados Unidos debe proteger a sus aliados frente a Moscú.

De paso, Trump criticó que Alemania destine algo más del 1 % del PIB al gasto militar, mientras que Estados Unidos aportó en 2017 el 3,57 %, según los datos de la Alianza. Donald Trump ha insistido en que todos los miembros de la OTAN deben cumplir su compromiso de 2014 de invertir al menos el 2 % de su producto interior bruto en gasto militar, a fin de que Estados Unidos reduzca su carga financiera en ese ámbito.

En palabras del mandatario estadounidense “Alemania paga miles y miles de millones de dólares al año a Rusia”; una situación “muy inadecuada” y lamenta que el excanciller alemán Gerhard Schröder presida el gasoducto Nord Stream 2, a cargo de la gasista estatal rusa Gazprom.

Merkel, evitando todo tipo de confrontación, se limitó a declarar a la prensa que Alemania es un país dependiente que no toma decisiones por injerencia internacional ni presiones externas.

Tras la reunión de los mandatarios, los humos bajaron considerablemente y ambos países recordaron que tienen una sociedad y cooperación estable y que defienden gustosamente sus intereses mutuos.

El otro implicado en las declaraciones de Trump fue Rusia.

A propósito, este lunes Trump y Putin se reunirán en Helsinki y se espera que los temas principales sean Siria, Ucrania, el control de armas y la presunta injerencia rusa en las elecciones estadounidenses de 2016.