Al parecer la pareja conformada por Ivanka Trump, hija de Donald Trump, y el asesor principal de la presidencia estadounidense, Jared Kushner, habría obtenido rentas en 2017 por alrededor de 82 millones de dólares fuera de sus funciones en la Casa Blanca, según consta en su declaración financiera publicada el lunes y difundida por The Washington Post.

Trump sumó 3,9 millones por sus inversiones en el Trump International Hotel en Washington y más de 2 millones tras dejar la vicepresidencia de la Organización Trump en marzo de 2017, después de la salida de su padre. Además, otros 12 millones de su línea de ropa y accesorios.

Kushner obtuvo 70 millones, de los cuales 5 proceden de las residencias Quail Ridge, propiedad de la corporación Kushner en Nueva Jersey.

No obstante, a partir de los datos brindados resulta difícil conocer su patrimonio neto, explicó al medio Peter Mirijanian, portavoz del Consejo Ético de Abbe Lowell, aún cuando ambos consultores presidenciales “cumplieron con las reglas y restricciones establecidas por la Oficina de Ética Gubernamental”.

Su declaración revela sus ingresos complementarios y no sus remuneraciones como asesores del mandatario estadounidense.