Las autoridades francesas lograron capturar el martes a un sujeto que había tomado varios rehenes en una agencia de comunicación, en pleno centro de París, así lo anunció el ministro del Interior, Gérard Collomb.

En su cuenta de Twitter, Collomb señaló que las personas liberadas están fuera de peligro. Asimismo, felicitó al servicio policial, en especial a la división de élite BRI, por su “profesionalismo y rápida acción”.

El hecho ocurrió a las 16.00 hora local en la sede de la compañía en calle de Petites Écuries, distrito X de la capital francesa, y según indicaron los efectivos al menos uno de los secuestrados estaba rociado con gasolina. La movilización de los efectivos fue célere y consiguieron liberar a dos personas que estaban junto con el criminal con quien ya se negociaba hacía unas horas.

De acuerdo con fuentes policiales, sus demandas resultaban un tanto “incoherentes” por lo que cabía la posibilidad que se tratara de alguien con desórdenes psicológicos.