La única sobreviviente del accidente aéreo del pasado 18 de mayo ocurrido en La Habana, Cuba, Maylén Díaz Almaguer, sigue en estado crítico y con pronóstico reservado, informó hoy el director del Hospital General Calixto García, donde es atendida, Carlos Alberto Martínez.

No obstante, el director del centro hospitalario habanero dijo a la prensa que la paciente presenta un avance favorable al tratamiento que recibe para controlar las infecciones surgidas y sus consecuencias.

A pesar de su gravedad, la joven accidentada, de 19 años de edad, se encuentra consciente, orientada, activa, coopera con el tratamiento médico y en interacción con el equipo de profesionales a cargo de su atención, explicó Martínez a los medios.

El director del hospital destacó que se logró estabilizar la función respiratoria de Díaz Almaguer, por lo que fue reiniciada la secuencia de periodos en respiración espontánea, es decir, con esfuerzo propio, hasta que su evolución permita independizarla del ventilador mecánico.

Señaló que la paciente aún mantiene estabilidad en el sistema cardiovascular con el apoyo de medicamentos a bajas dosis, y prosigue el control metabólico, del equilibrio hídrico y de los electrolitos en sangre, en tanto conserva la función renal y se alimenta por el tubo digestivo.

Martínez dijo que la atención ha mostrado efectividad y que se le aplican fórmulas que combinan antibióticos de última generación contra microorganismos específicos, en el esfuerzo a favor de la recuperación de la sobreviviente del Boeing 737 que se estrelló poco después de despegar del aeropuerto José Martí de La Habana rumbo a la oriental Holguín.

El especialista añadió que también se usan otros medicamentos modernos que han permitido variar la respuesta inflamatoria sistémica, al atenuar los efectos de sustancias que dañan a los diferentes órganos e interfieren en su funcionamiento.

El equipo de diversos especialistas médicos que la atiende de manera permanente realiza una continua evaluación con el fin de adoptar las medidas terapéuticas requeridas en cada momento y situación.

Entretanto, prosiguen las investigaciones a cargo de expertos cubanos con apoyo de peritos de Estados Unidos y México para determinar las causas de la catástrofe del Boeing rentado por Cubana de Aviación a la compañía mexicana Damojh, la cual costó la vida a 112 personas, la mayoría cubanos.