Carteles por doquier en China, como éste en Weifang en la provincia de Shandong el miércoles, promueven la próxima Copa Mundial de Fútbol 2018 en Rusia.

Los aficionados chinos puede que estén acostumbrado a ver los mundiales sin la participación de su selección, pero la copa nunca sería igual sin ellos. Y este es el caso del espectáculo que tiene preparado uno de los vecinos de China.

La desilusión nacional por la clasificación a la edición 2018 del torneo de la FIFA no fue impedimento para que miles de entusiastas del deporte rey vuelen a Rusia para apoyar al equipo de sus sueños.

De las 2 403 116 entradas para la justa, 40 251 fueron a parar a manos chinas, según la institución rectora del balompié, lo que convierte al país en la novena comunidad más grande de fanáticos en ventas. Los rusos quedaron primeros con 871 797 billetes, seguidos de los estadounidenses con 88 825, mientras que otros 100 000 boletos todavía están libres.

Alrededor de 60 000 chinos tienen planeado asistir a los partidos que iniciarán el jueves, declaró Yuri Tsurkan, presidente de la Asociación de Promoción del Turismo China- Rusia, a la agencia de noticias rusa Tass.

"No esperábamos que China, cuyo equipo no es parte de los seleccionados, pudiera demostrar tal interés. Según nuestra institución, hablamos de entre 60 000 y 70 000", reveló.

Enfatizó además que la pasión de los seguidores chinos “ha superado las expectativas” y que solo se sabrá el número exacto de ellos presentes en los encuentros cuando finalice el torneo.

Zuo Ziyang incluso solicitó permiso a su jefe para mirar los juegos de las potencias del fútbol en Rusia.

"De hecho no tengo vacaciones durante la Copa Mundial, por eso se lo pedí días libres a mi superior”, señaló Zuo al Diario de China. "Por supuesto que escojo el mundial antes que el empleo”.

"Llegaré a San Petersburgo el 13 de junio y me quedaré en el país por 5 días con mi novia para mirar el cotejo entre Portugal y España. También exploraré el país para conocer sobre su cultura y costumbres. Claro que apoyo a la selección china y es una pena que no haya clasificado de nuevo. Personalmente, le voy a Francia y espero que tenga una buena actuación”.

Los espectadores tendrán el servicio de transporte gratuito y muchos de sus asientos estarán ocupados por visitantes chinos.

El departamento de Transporte de la Copa Mundial Rusia 2018 manifestó en abril que 728 trenes operativos en más de 30 rutas entre las 11 ciudades sedes están reservados para el traslado de los asistentes a los partidos, con más de 440 000 asientos disponibles.

La Compañía Federal de Pasajeros, organizadora de los viajes en tren, indicó en mayo la creciente demanda por parte de turistas chinos, según su director general Pyotr Ivanov. La mayor parte de los boletos libres han sido reservados por participantes rusos, seguidos de colombianos y argentinos. Los chinos se situaron el sexto lugar, comentó.

Llegar a Rusia también se ha vuelto más fácil. El FAN ID, un documento de identificación requerido por las autoridades locales, ofrece entrada libre al territorio para extranjeros con boletos válidos. Aquellos podrán ingresar y permanecer en el país desde 10 días antes del primer encuentro hasta 10 días después de la final.

Auge del turismo

La afluencia del fanático chino ha dado pie a un auge del turismo en Rusia.

Las ventas de billetes de avión de China a Moscú y San Petersburgo aumentaron cerca del 50 %, mientras que en general los boletos de China a Rusia subieron más del 400 %, indicó Ctrip, el mayor servicio de viajes en línea de China.

Incluidos los asistentes a la Copa, la cifra total de turistas chinos a Rusia desde junio a agosto sumaría 100 000. Shanghai es la fuente de gran parte de ellos, seguida de Beijing. Otras ciudades incluyen Guangzhou y Shenzhen en la provincia de Guangdong y Chengdu en la provincia de Sichuan.

Los hoteles en las inmediaciones de los estadios están a su máximo nivel, por lo que algunos chinos han optado por aplazar su estadía a agosto, justo al final de la competición. Por ello, el número de viajeros que llegará a Rusia en esa fecha creció más del 35 % en una base anual.

Moscú ha sido la opción más popular-el número de reservaciones en la capital rusa subió por diez en comparación con el mismo periodo el año pasado. Los hoteles muy cerca de los estadios están casi llenos y solo un 10 % de ellos en otras áreas todavía disponen de cuartos, de acuerdo con Ctrip.

Los precios en Moscú, donde se jugará la final, avanzaron en un 200 %. En San Petersburgo, sede de la semifinal, las reservaciones aumentaron por cinco interanual. El promedio del valor de una noche en dichas ciudades está por encima de los 1000 yuanes ($156), reveló la empresa virtual.

Esto no sorprende puesto que los turistas chinos ya han gastado grandes cantidades en viajes mundialistas desde los miles a cerca de un millón de yuanes.

El consumo medio alcanzó los 50 000 yuanes solo en Ctrip, con el que más desembolsó hasta ahora procedente de Xiamen, en la provincia de Fujian, en razón de 850 000 yuanes en el viaje.

Cabe destacar que el 57 % de los aficionados son mujeres, lo cual muestra el incremento del gusto del fútbol entre el público femenino chino, anotaron los funcionarios.

"Veo a mis amigos publicar sus boletos de avión a Rusia o recuerdos de la Copa casi todos los días en las redes sociales”, mencionó Ge Siwen, una aficionada a la pelota que ya gastó una considerable suma en camisetas y parafernalia diversa.

"Las cosas han cambiado. En el pasado, no teníamos dinero para la Copa y además era muy lejos. Esta vez, está tan cerca y no es caro”.

"La Copa es muy importante incluso en China donde no estamos familiarizados con el juego. Es muy popular y si no sabes nada o nunca hablas de eso, eres el hazmerreír entre tus amigos”.

Venta de entradas

Los paquetes de recepción del Mundial que incluyen entradas son productos muy populares en China. Además incluyen servicios adicionales como asientos, comida, bebidas y transporte.

Beijing Shankai Sports International Ltd, la única agencia autorizada de la FIFA en China, ha vendido alrededor de 10 000 de estos combos de diferentes tamaños desde el otoño pasado. Logró ingresos de más de 100 millones de yuanes, triplicando las órdenes de compra de artículos similares para el campeonato europeo de asociaciones de fútbol en 2016.

China se ha convertido en el segundo comprador oficial de estos servicios después de Rusia, según Shankai Sports.

"A los aficionados chinos les llama un montón disfrutar de los partidos en asientos de primera en cada estadio, junto con ofertas especiales de comida y otras cosas, lo cual redefine la experiencia de primer nivel en términos de comodidad y estilo”, sostuvo Zheng Lai, vicepresidente de Shankai.

"Con o sin la selección, la pasión de los seguidores chinos por el torneo y su interés por ir al Mundial a mirar a sus jugadores favoritos en persona es muy fuerte”, añadió.

Shankai proporciona 5 niveles de paquetes, desde los $850 a los $24 900 en China.

"Ya adquirí mi boleto para los partidos de la fase de grupo a un costo de 700 yuanes cada uno", anotó Qi Duanhua, un estudiante chino en Rusia.

"Iré con 2 o 3 amigos, Nunca pensé que la Copa Mundial fuera tan cerca de donde estoy. Compré las entradas para el encuentro entre Alemania y México. Si debo elegir uno, espero que Alemania defienda su título”.

El tiempo no es problema

Para aquellos muy lejos de Rusia o que no pueden dejar sus trabajos, la Copa es una obligación a seguir ya sea por televisión o internet.

A diferencia de otros campeonatos, los aficionados chinos no tienen que madrugar tanto para ver los cotejos. En Sudáfrica 2010 y Brasil 2014, los tiempos no fueron ideales, la edición rusa por el contrario ha favorecido al espectador chino con solo 5 horas de diferencia entre Moscú y Beijing.

"Finalmente, mis amigos y yo no tenemos que quedarnos despiertos toda la noche para ver los juegos”, dijo Zhu Zimu, profesor de inglés y aficionado. "Tengo que trabajar durante la Copa y no puedo ir a Rusia. Sin embargo, ahora no estoy preocupado por verla en vivo”.

"La diferencia de horario es aceptable y podré disfrutar de los partidos entre amigos. Además será más conveniente si queremos ir a un bar y no tengo que preocuparme de quedarme dormido en el trabajo al día siguiente”.

Son buenas noticias también que los restaurantes en toda China hayan sacado toda clase de descuentos y actividades para atraer a los seguidores a sus locales con el fin de que vean las transmisiones mientras comen y beben.

El tiempo es perfecto para el restaurante de cangrejo de río “Daxialaile” porque la competición coincide con la mejor temporada de su especialidad.

"La Copa Mundial de junio a julio es ideal para el cangrejo de río", indicó Dai Jinsheng, director ejecutivo de Daxialaile. "Para satisfacer la demanda de los aficionados, les brindaremos un entorno agradable con decoraciones alusivas y pantalla gigante, así como promociones del crustáceo con cervezas. Otras actividades y juegos también estarán al orden del día”, concluyó.