Cuatro años después de la desaparición del MH370, el tema sigue sin esclarecerse. El fatídico vuelo de Malaysia Airlines desapareció en una zona remota del Océano Índico, aunque ni la nave ni los cuerpos de los 239 pasajeros y la tripulación a bordo han sido hallados. Ahora la opción que más suena en el llavero podría ser el aparente suicidio del piloto, una idea que el domingo empezó a cobrar fuerza desde que un grupo de expertos defendiera dicha sospecha en el programa de 60 Minutos de Australia.

Zaharie Ahmad Shah, un piloto de 53 años con cerca de 20.000 horas de vuelo, podría haber siniestrado voluntariamente el Boeing 777. Tal sucedió en un vuelo de Germanwings en que el copiloto alemán Andreas Lubitz estrelló de forma deliberada contra los Alpes franceses el 24 de marzo de 2015.

Entre las causas que pudieron haber motivado a Ahmad Shah a tomar esta decisión se encuentran la condena de un líder de la oposición de Malasia el día antes de la desaparición del vuelo mientras que el piloto era militante opositor o el la crisis matrimonial por la que estaba pasando el comandante. Alentadas por las sospechas levantadas después de que el avión cortara la emisión de señal de forma voluntaria, la ruta de siete horas fuera del plan de vuelo, el descubrimiento de varias simulaciones de vuelo con la misma ruta a la que se cree que tomó el aparato en el simulador aeronáutico que tenía el piloto en su casa.

Entre los indicios que más comprometen la participación del piloto, se encuentra su paso por la frontera entre Malasia y Tailandia, una línea que, al ser serpenteante, provoca que el aparato aparezca y desaparezca del radar de los controladores de ambos países. Según Simon Hardy, especialista en aviación civil e instructor de Boeing 777, no es una coincidencia. “Si me acusas de querer hacer desaparecer un 777, hubiera hecho lo mismo”, porque los controladores no se preocupan de que el avión desaparezca ya que suponen que se ha ido de su espacio aéreo y no le prestan atención.

Entre las otras pruebas que comprometen a Ahmad Shah se encuentra el desvío no previsto hacia la izquierda a la altura de Penang, ciudad natal del capitán Zaharie. Según Hardy, el instructor, el piloto quería mirar por la ventana la urbe que le vio crecer. “Puede ser un breve y emotivo adiós a su ciudad natal”, apunta el instructor.

El vuelo de MH370 de Malaysia Airlines desapareció el 8 de marzo de 2014 poco después de despegar desde Kuala Lumpur, capital de Malasia, con destino a Beijing. Se cree que la nave se estrelló en el extremo sur del Océano Índico. Tras cuatro años de multimillonarias búsquedas de los restos por parte de los gobiernos de Malasia, China y Australia, finalmente se suspendieron los esfuerzos en enero de 2017 con resultados infructuosos.