Algunos califican de promisorios los diálogos en Washington para levantar las sanciones a ZTE

Un hombre caminando cerca del muelle de un puerto de aguas profundas en Shanghai el 9 de abril de 2018.

El Viceprimer Ministro Liu He visitará Estados Unidos como enviado especial del Presidente Xi desde el martes hasta el sábado para sostener diálogos comerciales y económicos, afirmó este lunes el Ministerio de Asuntos Extranjeros.

Liu liderará la delegación durante los diálogos con el equipo estadounidense encabezado por el Secretario del Tesoro Steven Mnuchin en la invitación extendida por la administración de Estados Unidos, señaló Lu Kang, el portavoz del ministerio.

Esto continuará los encuentros de alto nivel ya sostenidos en Beijing el 3 y 4 de mayo. Ambas partes esperan continuar la discusión de asuntos como la expansión de las exportaciones de Estados Unidos hacia China, el comercio de servicios, la inversión bidireccional, la protección de los derechos de propiedad intelectual y la resolución de las medidas arancelarias y no arancelarias, explicó Tu Xinquan, profesor de comercio en la Universidad de Negocios Internacionales y Economía de Beijing.

El Presidente de EE.UU. Donald Trump declaró el domingo que indicó al Departamento de Comercio ayudar a ZTE Corp de China a volver a los negocios, mientras que Lu aseveró que China aprecia la acción que beneficia a ZTE. Añadió que China ha mantenido una comunicación estrecha con EE.UU.

ZTE, un gran productor de equipos de telecomunicación, afirmó la semana pasada que suspendería grandes operaciones tras la decisión del mes pasado por parte de Washington de prohibir a las compañías estadounidenses vender ciertos chips de computadores a la compañía china hasta 2025.

Los contratos futuros de soya sufrieron pérdidas de dos dígitos después de que China, el mayor importador de soya estadounidense, predijera un descenso en las importaciones en la semilla de aceite por primera vez en 15 años.

Estados Unidos acusó a ZTE de infringir la ley enviando ilegalmente bienes estadounidenses a Irán e incumpliendo un acuerdo alcanzado el año pasado. ZTE ha apelado.

ZTE afirma que la prohibición “impactaría severamente la supervivencia y el desarrollo” de la compañía, la cual depende de compañías estadounidenses para el suministro de aproximadamente un cuarto de sus componentes tecnológicos.

“Veo esto como un paso positivo y espero que creará una mejor atmósfera para las actuales discusiones entre los dos países,” declaró Henry Levine, ex asistente adjunto del secretario de comercio de Estados Unidos. “Espero que Beijing pueda responder con un paso positivo por su cuenta y que ambos, Beijing y Washington, puedan comenzar un proceso en el cual uno dé un paso positivo y el otro responda de igual manera,” afirmó.

Eswar Prasad, miembro senior de la Institución Brookings y ex jefe de la división China del Fondo Monetario Internacional, explicó que el movimiento de la administración Trump abre el escenario para una desescalación temporal de las tensiones comerciales entre los dos países.

“Es un buen augurio para la próxima visita de Liu He a Washington y sugiere que se puede lograr un acuerdo que permita a ambas partes alcanar una victoria parcal,” concluyó.