Los huevos procedentes de una una granja en Indiana podrían tener salmonela, declaró este viernes la Agencia de Alimentos y Medicinas de Estados Unidos a través de su portal web. La bacteria puede causar náuseas, diarrea

y, en muy pocos casos, incluso la muerte.

Los consumidores que hayan comprado estos huevos deben abstenerse de ingerirlos”, expresó en redes sociales el director de la agencia, Scott Gottlieb. "Es mejor que los lancen a la basura o que los devuelvan al supermercado”.

Los huevos provienen de Rose Acre Farms. El local decidió tomar la medida “por abundancia de precaución”, dijeron las autoridades.

Los huevos pasaron a los consumidores en los estados de Colorado, Florida, Nueva Jersey, Nueva York, Carolina del Norte, Pensilvania, Carolina del Sur, Virginia y Virginia Occidental, según el mensaje.

Veintidós personas se enfermaron debido a esta circunstancia, dijeron las autoridades.