Ecuador y Colombia acordaron hoy viernes acciones coordinadas para dar con los responsables del asesinato de un equipo de prensa del diario local El Comercio, que fueron secuestrados el pasado 26 de marzo en la frontera binacional, anunció el ministro colombiano de Defensa, Luis Villegas.

Se ha previsto "el despliegue coordinado con Ecuador a través de helicópteros, de aviones, de personal del Ejército que permitan no solamente un control efectivo en la frontera sino dar con los responsables de este secuestro y vil asesinato", dijo Villegas en rueda de prensa en Quito.

El funcionario llegó hoy a la capital ecuatoriana junto a los máximos jefes de las Fuerzas Armadas y de la Policía de Colombia por instrucción del presidente Juan Manuel Santos, para delinear con las autoridades locales acciones de apoyo.

La muerte del equipo de prensa de El Comercio, integrado por el periodista Javier Ortega, el fotógrafo Paúl Rivas, y el conductor Efraín Segarra, fue confirmada este viernes por el mandatario ecuatoriano, Lenín Moreno, luego de que los captores no presentaron pruebas de que estaban con vida.

"Lamentablemente tenemos información que confirma el asesinato de nuestros compatriotas (...). Ecuador está de luto", dijo Moreno, luego de a las 10:50 hora local (15:50 GMT) de este viernes expiró un plazo de 12 horas que dio a los captores.

El equipo periodístico fue tomado cautivo en la localidad de Mataje en la provincia ecuatoriana de Esmeraldas (noroeste), en la frontera con Colombia por parte de disidentes de la extinta guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) que se denomina "Oliver Sinisterra".

Este grupo lidera el ecuatoriano Walter Patricio Arizala, alias "Guacho", según el gobierno, que ya ofreció una recompensa de 100.000 dólares a quienes den información que permita su captura. Colombia también ofreció 400 millones de pesos como recompensa por alias "Guacho".

Villegas agregó que del lado colombiano este viernes se lanzaron operaciones desde Tumaco (suroccidente) y Cali (sudoeste) "y así mantendremos ese despliegue coordinadamente con Ecuador".

"Hemos puesto a disposición recursos e información para el desarrollo de coordinación de operaciones en la cotidianidad. La cooperación con Ecuador es total", dijo el ministro.

Apuntó que desde el principio se han atendido "las peticiones de Ecuador en los distintos campos en donde desafortunadamente Colombia tiene una gran experiencia adquirida por la amenaza de la violencia de tantos años".

"Colombia entiende perfectamente el dolor y sufrimiento que hemos encontrado en la sociedad ecuatoriana", apuntó tras calificar el asesinato de los comunicadores como un "acto de terror inaceptable".

Por su parte, el ministro de Defensa de Ecuador, Patricio Zambrano, dijo que coordinar esas operaciones con Colombia "será un puntal de defensa de nuestros dos países".

Destacó que esas acciones serán coordinadas a través de inteligencia y del trabajo de cada una de sus fuerzas militares y policiales en ambos territorios.

"Sepan que el gobierno ecuatoriano busca esa seguridad integral de frontera, esperamos poder contar con Colombia", subrayó tras indicar que se ha hablado con la Cruz Roja para intermediar en la recuperación de los cuerpos de los tres miembros del equipo periodístico.

En tanto, el ministro del Interior de Ecuador, César Navas, destacó la reunión mantenida con las autoridades colombianas.

"Se ha acordado incrementar el nivel de cooperación, van a permitir que combatamos a esos enemigos comunes que tanto daño hacen a nuestras sociedades como es la delincuencia organizada transnacional", señaló.

En los 700 kilómetros de frontera que comparten ambas naciones andinas, operan grupos armados ilegales y delincuencia ligada al narcotráfico, según las autoridades ecuatorianas, que mantienen desplegados a unos 12.000 efectivos para el control en la zona y proteger a la población. Fin