Un grupo de expertos médicos no escatiman tiempo en la investigación de los efectos de la polución del aire en la saludo en la región Beijing-Tianjin-Hebei. Los hallazgos del estudio, que recibió el apoyo del gobierno con 130 millones de yuanes (21 millones de dólares), se conocerán a mediados de 2019, dijo uno de los participantes del proyecto.

Shi Xiaoming, un miembro del XIII Comité Nacional de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino, afirmó que el impacto preciso de la polución, especialmente el del smog pesado, en grupos como niños, ancianos y gente con enfermedades cardiopulmonares es un punto clave de la investigación.

Los científicos estudiarán en vínculo entre la polución del aire, el cáncer de pulmón y otros tipos de cáncer, buscando protección sanitaria y el desarrollo de un sistema de medición para dispositivos de protección como purificadores de aire, y evaluar el papel de la medicina tradicional en la reducción de los efectos de la polución del aire, afirmó.

“La calidad del aire mejora paso a paso. Es necesario conocer cómo reducir la exposición de la gente a la polución para minimizar la amenaza,” aseveró Shi, quien es el subdirector adjunto de la junta del centro nacional de investigación para las causas y el control de la polución ambiental.

Más de 100 expertos de los intitutos médicos líderes en China, incluyendo el Centro Chino para el Control y la Prevención de Enfermedades, el Centro Nacional para Enfermedades Cardiovasculares y las universidades de Beijing y Tsinghua, todos han participado en el estudio, afirmó él.

El estudio comenzó hace seis meses como parte de un proyecto nacional enfocado en la polución ambiental.

Shi aseguró que el gobierno planea invertir entre 700 y 800 millones de yuanes en un proyecto de investigación integral sobre las causas de la polución ambiental y el control en la región Beijing-Tianjin-Hebei, y esta valoración en el impacto de la salud hace parte de este.

De acuerdo con el centro de Shi, el equipo ha entrevistado más de 2.500 personas y tomado muestras de sangre y orina. Para el 18 de enero, más de 900 pacientes con enfermedades obstructivas pulmonares y asma habían sido monitoreados.

“Llevaremos a cabo un análisis de la información de la información para conocer el efecto de la polución del aire en los índices fisiológicos y bioquímicos de la gente,” aseguró Shi, añandiendo que 300 profesionales de la salud de 31 institutos en seis regiones provinciales ya han tomado parte en este estudio.

“Estamos trabajando intensamente. Se necesita información de alta calidad para conocer el impacto de la contaminación del aire en la salud,” sentenció. “Para asegurar la calidad, hemos enviado expertos de los institutos nacionales a ofrecer orientación en todos los lugares donde llevamos a cabo los estudios.”

Mientras alaba los logros de China en el control de la polución ambiental, Shi pidió al establecimiento un sistema nacional de valoración del riesgo y monitoreo del impacto de la polución.

“El esfuerzo continuo en combatir la calidad del aire ha ayudado mucho en la reducción de la amenaza a la salud pública. Pero la contaminación es persistente y no puede erradicarse de la noche a la mañana.

“Mientras tanto, el impacto de la polución en la salud es complicado y puede solo aparecer después de un largo período de tiempo,” concluyó Shi.