Los robots podrán hacer más por los humanos en el futuro.

Científicos chinos han desarrollado un sistema de inteligencia artificial (IA) que puede diagnosticar neumonía y enfermedades oftalmológicas tan eficientemente como un experto en medicina avanzada con una docena de años de experiencia.

Con una precisión del 92,8% y 96,6% en el diagnóstico de neumonía y enfermedades oftalmológicas, el sistema de IA ahora brinda una mano en el Centro Médico Pediátrico y para la Mujer en Guangzhou, en la provincia de Guangdong, al sur de China.

El sistema se desarrolló en conjunto por un equipo de investigadores liderados por el profesor Zhang Kang del centro médico de Guangzhou y un grupo de investigación de la Universidad de California San Diego.

El resultado de la investigación fue a parar en la portada de Cell, una revista científica líder en ciencias biológicas el 22 de febrero.

El “doctor robótico” es rápido. Apenas tarda de 3 a 5 segundos para diagnosticar una neumonía; un escaneo CT en el pecho le permite detectar el nódulo pulmonar, mientras que un doctor humano experimentado necesita un promedio de 3 a 5 minutos.

El sistema también ofrece una receta precisa de medicación basada en la etiología de la neumonía, guiando de manera precisa el uso racional de antibióticos.

El sistema es aplicable a hospitales de todos los niveles y está excento de restricciones geográficas, así que puede utilizarse en un amplio rango de instalaciones médicas incluyendo centros de salud públicos comunitarios, doctores privados y hospitales especializados. Así puede erradicarse el uso excesivo de antibióticos durante el tratamiento contra la neumonía.

En el camo de las enfermedades oftalmológicas, el panorama también es promisorio. El “doctor robot” puede diagnosticar degeneración macular y edema macular con una tasa de precisión de 96,6% y una tasa de percepción de 97,8%. Contiene una base de datos de más de 200.000 casos de imágenes producidas por un tomógrafo de coherencia óptica en pacientes.

En portada: En esta publicación (1122-1131), Kermany, Zhang et al. Emplean un marco teórico profundo para desarrollar una herramienta de diagnóstico para la clasificación y el diagnóstico de enfermedades humanas. La imagen de portada que muestra un iris y una pupila es de hecho uno mosaico compuesto de 315 imágenes de tomógrafo de coherencia óptica de enfermedades de ceguera de retina tratables que se utilizaron para evaluar el desempeño del marco teórico de aprendizaje por imágenes desarrollado en el artículo. Esta imagen fue diseñada y compuesta por Daniel S. Kermany.

Los resultados de las investigaciones científicas fueron a parar en la portada de la revista de ciencia Cell (Foto del Centro Médico Pediátrico y para la Mujer en Guangzhou)

Una comparación con el desempeño de cinco doctores bien entrenados ha demostrado que el sistema de IA es tan competente como un oftalmólogo. Aparte de esto, el sistema también puede determinar en tan solo 30 segundos si se necesita tratamiento médico relevante.

De momento, el sistema de IA ha entrado en período de prueba en pequeñas clínicas oftalmológicas en EE.UU. y América Latina, según Zhang.

El científico también reveló que continuarán optimizando el sistema haciendo crecer su base de datos de casos de estudio y más diversificación en las categorías de las enfermedades diagnosticadas.