La creencia más extendida es que los pandas gigantes son originarios de la meseta de Yunnan-Guizhou, en el suroeste de China. Sin embargo, el hallazgo de fósiles de dientes de hace 10 millones de años en Hungría ha generado dudas sobre los antepasados de la especie.

De acuerdo con un documento publicado en la revista Geobios en octubre, investigadores de Francia y Canadá descubrieron, durante unos trabajos de excavación en la localidad húngara de Rudabanya, los dientes de un animal antiguo que recuerdan a los del panda gigante moderno.

Al comparar el microdesgaste dental y la forma, la estructura y los patrones de desgaste de los dientes con los de otros osos, los científicos concluyeron que la criatura, llamada Miomaci panonnicum, podría haber tenido una dieta similar a los pandas gigantes modernos y que estos animales podrían proceder de Europa y no de Asia.

Sin embargo, el paleontólogo chino Huang Wanbo consideró que la conclusión no tiene una buena base.

"El fósil que encontraron es bastante pequeño y no tiene la anatomía dental muy especializada de los pandas gigantes modernos", dijo Huang, investigador del Instituto de Paleontología de Vertebrados y Paleoantropología de la Academia de Ciencias de China.

Hoy en día, los pandas solo viven en los bosques subtropicales de bambú del suroeste de China. El animal está considerado un "tesoro nacional" de China, pero muy pocas personas saben cómo ha evolucionado.

Dado que estos animales se encuentran únicamente en China, muchos investigadores supusieron que el país es el origen de la familia de los pandas y algunos fósiles respaldan esta idea.

En los años 80 científicos chinos descubrieron piezas dentales del panda primitivo en Lufeng, en la provincia suroccidental china de Yunnan. Los fósiles, que datan de hace 8 millones de años, sugieren que estos animales son los pandas más antiguos conocidos y que dieron origen a la línea de los pandas.

Sin embargo, en 2012 se encontraron en España unos dientes de 11,6 millones de años de antigüedad que algunos científicos aseguraron que corresponden a un Kretzoiarctos beatrix, el mayor antepasado directo conocido del panda gigante y consideraron que los animales de los que descienden los pandas se originaron en Europa antes de migrar a Asia. Los dientes del Miomaci encontrados más recientemente se suman a las pruebas en favor de esta teoría.

"Es verdad que los premolares y molares de los pandas gigantes han pasado a ser más grandes y muy anchos en comparación con los dientes de los osos para ayudarles a deshacer el bambú. Los dientes descubiertos en España y en Hungría han mostrado tales características. Sin embargo, un vistazo de cerca a los restos dentales de los pandas primitivos permite distinguir lo diferentes que son de sus primos europeos, que cuentan con dientes más pequeños con coronas más cortas y con pliegues", agregó Huang.