Empleados de la línea ferroviaria de alta velocidad Xi´an-Chengdu listos para su primer día de trabajo en Xi´an, provincia de Shaanxi, el 6 de diciembre de 2017.

Una nueva línea ferroviaria de alta velocidad se inauguró con la entrada de un tren bala en la estación norte de Xi´an el miércoles en la mañana. Un servicio que sin duda reducirá en grande el tiempo de viaje en la zona occidental de China.

El tramo Xi´an-Chengdu conecta a dos antiguas ciudades: Xi´an, capital de la provincia noroccidental china de Shaanxi y Chengdu, capital de la provincia de Sichuan, en el suroeste del país.

Con un recorrido de 658 kilómetros es la primera vía en atravesar la montaña Qinling, la línea divisoria entre las regiones norte y sur de China. La máquina operará inicialmente a 250 kilómetros por hora con un total de 38 trenes, 19 para cada sentido.

El medio de transporte reducirá el tiempo de viaje entre ambas urbes de 11 a 4 horas y 7 minutos.

El costo del boleto más económico será de 263 yuanes ($40), el doble del tren más lento de 130 yuanes.

Con el nuevo esquema en funcionamiento a fines de este año, el tiempo de travesía será aún más corto, 3 horas y 27 minutos. Para ese entonces, una nueva línea hará lo propio con la ruta de Chengdu a Beijing de más de 14 horas a aproximadamente 8.

Empleados de la línea ferroviaria de alta velocidad Xi´an-Chengdu listos para su primer día de trabajo en Xi´an, provincia de Shaanxi, el 6 de diciembre de 2017.

Empleados de la línea ferroviaria de alta velocidad Xi´an-Chengdu listos para su primer día de trabajo en Xi´an, provincia de Shaanxi, el 6 de diciembre de 2017.

Empleados de la línea ferroviaria de alta velocidad Xi´an-Chengdu listos para su primer día de trabajo en Xi´an, provincia de Shaanxi, el 6 de diciembre de 2017.