La IV Conferencia Mundial de Internet concluyó hoy martes en la ciudad oriental china de Wuzhen después de tres días de debates y exposiciones de los productos más avanzados de internet.

Durante la conferencia, representantes gubernamentales, jefes de organizaciones internacionales, expertos, académicos y empresarios participaron en 20 foros y mostraron sus éxitos en innovación y debatieron sobre maneras de cooperar.

En un foro sobre internet y finanzas, Liu Zhengrong, vicepresidente de la Agencia de Noticias Xinhua, indicó que regular la divulgación de información financiera en internet es indispensable para garantizar la seguridad financiera.

"Internet no cambia las reglas de la regulación financiera, solo añade nuevas connotaciones y requisitos", afirmó Liu.

Famosas empresas de tecnología de todo el mundo lanzaron sus últimos productos en la conferencia.

Dos informes, sobre el desarrollo de internet en el mundo y en China, también fueron dados a conocer el lunes en el evento.

Según los documentos, la economía digital de China alcanzó 22,58 billones de yuanes (3,4 billones de dólares) en 2016, con lo que se situó en segundo lugar en el mundo y representó un 30,3 por ciento del producto interno bruto (PIB) del país.

Hasta junio de 2017 había 3.890 millones de internautas en el mundo, de los cuales 751 millones se encontraban en China, la cifra más elevada, según los informes.