El presidente chino, Xi Jinping, ha finalizado su fructífera visita de Estado a Laos hoy martes, después de que ambas partes acordaran construir una inquebrantable comunidad de futuro compartido con importancia estratégica.

En un comunicado conjunto publicado aquí, China y Laos prometieron enriquecer y desarrollar su duradera y estable asociación estratégica integral de cooperación con un alto nivel de confianza mutua, apoyo mutuo y beneficio mutuo, así como mantener el espíritu de buenos vecinos, buenos amigos, buenos camaradas y buenos socios.

Esta ha sido la primera visita a Laos realizada por un jefe de Estado y máximo líder del Partido Comunista de China (PCCh) en los últimos 11 años.

Xi, también secretario general del Comité Central del PCCh, mantuvo conversaciones con Bounnhang Vorachit, secretario general del Comité Central del Partido Popular Revolucionario de Laos y presidente de Laos, y se reunió también, por separado, con Thongloun Sisoulith, primer ministro laosiano y con Pany Yathotou, presidenta de la Asamblea Nacional de Laos.

Los jefes de Estado y de partido de ambos países se informaron el uno al otro sobre los respectivos progresos de desarrollo, intercambiaron puntos de vista en profundidad sobre los lazos bilaterales y asuntos de interés común tanto regionales como internacionales, alcanzando importantes consensos.

Elogiando los logros de desarrollo del otro, ambas partes acordaron reforzar los intercambios y el aprendizaje mutuo, impulsando la reforma y apertura de China y la reforma y renovación de Laos.

La parte laosiana alabó la inclusión en los estatutos del PCCh durante el XIX Congreso Nacional del PCCh del Pensamiento de Xi Jinping sobre el Socialismo con Peculiaridades Chinas para una Nueva Epoca.

Laos tiene confianza en que, con el liderazgo del Comité Central del PCCh con Xi como su núcleo, el pueblo chino avanzará sin contratiempos hacia la consecución de sus dos objetivos centenarios y transformará a China en un gran país socialista próspero, fuerte, democrático, avanzado culturalmente, armonioso y hermoso, aseguró el comunicado.

Desde que establecieron relaciones diplomáticas hace 56 años, los dos países han fortalecido de forma continuada su confianza política mutua y ampliado su cooperación.

Además, han asistido al estrechamiento de los lazos entre sus dos pueblos, así como a una relación bilateral integral y cada vez más profunda que se ha traducido en relevantes beneficios para ambas sociedades.

Según subrayó el documento, China y Laos, dos Estados socialistas liderados por el Partido Comunista, comparten sueños y convicciones, sistemas políticos y sendas de desarrollo.

Las dos partes acordaron que construir una comunidad de futuro compartido con importancia estratégica basada en la confianza mutua responde a los intereses fundamentales y expectativas comunes de los dos partidos, los dos países y los dos pueblos, además de que conduce a la noble causa de la paz y el desarrollo del ser humano.

Se comprometieron también a seguir intercambiando visitas a alto nivel a fin de guiar el desarrollo de los lazos bilaterales en la nueva época, así como a reforzar los intercambios y la cooperación entre partidos, el intercambio de experiencia en la gobernanza del partido y del Estado, y a potenciar la cooperación en diplomacia, defensa, aplicación de la ley y seguridad.

Los dos países reafirmaron su apoyo firme a los asuntos que atañen a los intereses principales del otro, acordaron acelerar la sinergia entre la iniciativa de la Franja y la Ruta, propuesta por China, y el plan laosiano de pasar de ser un país sin litoral a una nación conectada por tierra.

China y Laos acordaron construir conjuntamente un corredor económico China-Laos, con importantes proyectos como el ferrocarril China-Laos, elevando la escala y el nivel de su cooperación económica y comercial para promover la complementariedad económica de los dos países.

Las dos partes acordaron profundizar la cooperación en capacidad industrial, finanzas, agricultura, energía, recursos, conservación del agua, telecomunicaciones, infraestructura y atención médica, a fin de prestar un mejor servicio a los ciudadanos de ambos países.

También llevarán a cabo una coordinación más estrecha bajo marcos multilaterales, incluidas las Naciones Unidas, la Reunión Asia-Europa, la Cooperación en Asia Oriental y los mecanismos de Cooperación Lancang-Mekong.

Sobre los asuntos marítimos, China y Laos instaron a las partes involucradas a alcanzar, tan pronto como sea posible, un acuerdo respecto al Código de Conducta en el mar Meridional de China y, a través de esfuerzos conjuntos, conviertan esta concurrida zona marítima en un mar de paz, amistad y cooperación, según el comunicado.

Durante la visita de Xi, ambas partes firmaron una serie de documentos de cooperación en distintos campos, tales como la construcción del corredor económico China-Laos, la Ruta de la Seda digital, electricidad y ciencia y tecnología.

Además, coincidieron en señalar que la visita de Xi ha sido todo un éxito, al contribuir en enorme medida a la amistad tradicional y la asociación estratégica de cooperación entre ambos países, por lo que su relevancia es histórica.

Vientiane fue la última escala del primer viaje de Xi al extranjero tras la celebración el pasado mes de octubre en Beijing del XIX Congreso Nacional del PCCh.

Antes de la visita a Laos, Xi asistió a la 25ª reunión de líderes económicos del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC) en la ciudad de Da Nang, en el centro de Vietnam, y llevó a cabo una visita de Estado a ese país.