La máxima fiscalía de China informó que los fiscales del país introducirán nuevas tecnologías para realizar sus investigaciones, incluidos los macrodatos y la inteligencia artificial.

La medida pretende promover la justicia, según la Fiscalía Popular Suprema (FPS).

La FPS explicó que se usarán tecnologías más modernas también en los preparativos, los juicios y el apoyo administrativo.

La ayuda digital proporcionará una mayor precisión y objetividad a los fiscales de todo el país, según la FPS.

La fiscalía también prometió desarrollar más dispositivos de traducción, especialmente para las lenguas tibetana, uygur y mongola, y subrayó la importancia de la traducción en los trabajos en primera línea.