El choque de un autobús de dos pisos contra una tienda en el suroeste de Londres dejó un saldo de varios heridos, entres ellos dos mujeres atrapadas en la parte de arriba, según dio a conocer Scotland Yard sin dar mayores detalles.

El establecimiento de Lavender Hill, ubicado muy cerca de la estación de tren Clapham Junction, quedó destrozado por el impacto ocurrido al promediar las 6.00 GMT, como se pudo apreciar en fotos publicadas en las redes sociales. Hasta ese punto se hicieron presentes el cuerpo de bomberos, personal médico y la policía Metropolitana.

Las autoridades de Wandsworth, en el sur de la capital inglesa, anunciaron en su cuenta de Twitter que "la vía estará cerrada durante algún tiempo".

De acuerdo con las declaraciones de Amy Mullineux, una enfermera pasajera del autobús, a la agencia de noticias británica Press Association, el conductor le dijo antes del accidente que había perdido la conciencia. "Hablé con él y me dijo que se quedó en blanco antes de que chocara con la tienda", afirmó y agregó que los "médicos creen que pudo haber sufrido algún tipo de desmayo".