Analistas: Medida reforzaría resistencia de Japón y Corea del Sur a la coerción de Estados Unidos

Los Países Bajos defenderán sus intereses económicos en lo que respecta a las ventas de equipos de chips a China, dijo un alto funcionario holandés, en lo que sería una fuerte señal de que el país europeo, sede de la empresa líder mundial del rubro ASML, no cederá ante la coerción estadounidense pese al incremento de la presión.

La medida, que llega tras la decisión de Corea del Sur de no trastocar sus exportaciones a China como condición previa para unirse a la alianza "Chip 4" liderada por Estados Unidos, probablemente reforzará la resistencia de Japón y otros miembros relevantes ante los dictados de Washington, ya que saben que ceder no genera ganancias, pero sí el riesgo de perder uno de los mercados de semiconductores más lucrativos del mundo e incluso de crear discordia en las relaciones económicas con Beijing, dijeron expertos del ramo.

La ministra holandesa de Comercio Exterior, Liesje Schreinemacher, dijo a los legisladores el martes que Holanda adoptará su propio camino con respecto a las ventas de ASML a China en medio de conversaciones sobre reglas comerciales con Washington, informó Bloomberg.

"Es importante que defendamos nuestros propios intereses: nuestra seguridad nacional, pero también nuestros intereses económicos", dijo Schreinemacher citado por Bloomberg.

Schreinemacher señaló que los Países Bajos estarían "peor" si "pone eso (intereses) en una canasta de la Unión Europea y negocia con Estados Unidos, y al final resulta que regalamos máquinas de litografía ultravioleta profunda (DUV) al país norteamericano"

La respuesta llegó después de que la administración de Biden aumentara la presión sobre sus aliados, incluidos Japón y los Países Bajos, para alinearse a una radical prohibición emitida a principios de octubre sobre una gama más amplia de exportaciones de chips avanzados a China.

El fabricante de semiconductores con sede en Países Bajos, ASML, dijo en un comunicado el miércoles que no quiere especular ni comentar sobre el asunto. “Esta es una discusión entre gobiernos”.

Observadores del sector dijeron que la postura holandesa es crítica porque expresa explícitamente la creciente insatisfacción hacia Estados Unidos, la cual repercute en sus aliados y está destinada a fortalecer las decisiones de otros países a no sucumbir a la coerción.

Los analistas también sostuvieron que la medida está parcialmente inspirada en la posición de Corea del Sur al unirse a la alianza "Chip 4", un pequeño círculo de semiconductores liderado por Estados Unidos con el objetivo de crear una "barrera" contra China continental.

Según informes de la prensa, en agosto, Seúl estableció las condiciones para unirse a la alianza que restó importancia a los matices anti-China del grupo. Según el portal de noticias coreano Pulse News, Seúl razonó que los cuatro miembros "deberían respetar la política de una sola China y no mencionar ninguna barrera a la exportación hacia China".

"Las acciones de los aliados de Washington tienen un significado especial en términos de cómo China podría evitar la agitación de la persistente guerra tecnológica liderada por Estados Unidos y expandir la cooperación comercial internacional", dijo MaJihua, un veterano analista del rubro de las telecomunicaciones.

Ma agregó que las declaraciones de Países Bajos mostraron que los beneficios de resistir la presión estadounidense "superan con creces" la rendición, lo que causaría un efecto modelo en los demás aliados como Japón.

ASML no vende litografía ultravioleta extrema (EUV) a China en cumplimiento de una restricción estadounidense anterior, pero en términos de DUV menos avanzado, hay mucho en juego con relación al mercado de China continental y un "desacoplamiento" podría reducir la mayor parte de las ganancias de la empresa y socavar su inversión en investigación y desarrollo en tecnologías futuras, según anotaron los analistas.

De acuerdo con el estado financiero de 2021 de ASML, el mercado chino fue el tercero más grande y representó el 14,7 % de sus ingresos globales el año pasado. En 2021, sus envíos de equipos a China representaron una participación global del 16 %.

"A diferencia de EUV, donde ASML tiene casi el monopolio, la competencia en la industria de DUV es bastante intensa. Si ASML se retira, la brecha pronto será llenada por otros rivales en Corea del Sur y Japón. La firmas chinas del sector han logrado también progresos notables en la producción de chips y están cerca de lograr una propia cosecha”, acotó Ma, lo que podría significar una "pérdida permanente" para ASML.

Un funcionario de la industria china, en condición de anonimato, declaró al margen de la V Exposición Internacional de Importaciones de China en Shanghai que un gran actor extranjero del rubro "rápidamente" demostró sus máquinas de litografía cuando ASML fue el centro atención en medio de una escalada de prohibiciones tecnológicas de Estados Unidos.

La lucha de ASML no es única. Los observadores dijeron que si las nuevas políticas se implementan estrictamente, podría poner en riesgo hasta el 30 % de los ingresos totales de pesos pesados estadounidenses y mundiales en el rubro ya que China representa un tercio de los mismos.

En una conferencia de prensa regular a principios de noviembre, ZhaoLijian, portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, enfatizó que la formación y el desarrollo de la cadena global de la industria de chips es el resultado del efecto combinado de leyes del mercado y elecciones corporativas.

"Cierto país ha abusado repetidamente de su poder nacional, ha politizado, instrumentalizado y convertido en armas la ciencia, la tecnología y los asuntos comerciales, y ha reprimido con malicia a China, lo que no solo socavará las reglas del comercio mundial, sino también la estabilidad de la cadena industrial mundial", aseveró.