Arabia Saudita no sale de su asombro al ver a su equipo nacional de fútbol vencer a la favorita escuadra argentina en el Mundial de Catar 2022, tanto es así que su rey, Salman bin Abdelaziz, decretó feriado el miércoles con motivo del triunfo, informó la agencia de noticias del país árabe SPA.

El medio reveló que la decisión llegó por sugerencia del príncipe heredero Mohamed bin Salmán.

Las calles de Riad y otras ciudades estallaron en júbilo tras la victoria de la selección, un hito histórico que no cabía en la cabeza de los verdes.

El inesperado marcador que puso fin a la racha Albiceleste de 36 partidos invictos, supuso el cuarto triunfo de la selección saudí en los mundiales.

El príncipe saudí Saud bin Salmán, hermano del príncipe heredero, y el primer ministro Mohamed bin Salmán, publicaron una foto en redes sociales celebrando los puntos entre abrazos y besos.

Los hinchas saudíes en el estadio Lusail de Doha quedaron boquiabiertos con el rendimiento de los Halcones Verdes y el 2 a 1 frente a Argentina en su debut en el campeonato.

"Vi el encuentro entre Inglaterra e Irán el lunes (triunfo de los europeos 6-2) y temía lo mismo. Es uno de los mejores equipos del mundo para nosotros", exclamó Al Muhim entre lágrimas.

"Honestamente vinimos para celebrar con los hinchas argentinos y cuando Messi marcó, estuvimos decepcionados, pero no fue una sorpresa. Cuando los sauditas empataron, llegó el shock y con el segundo gol, no lo podría creer", destacó Zuhair.

Omar da Fonseca, exjugador argentino y comentarista de la cadena francesa BeIn Sports, opinó: "Físicamente, algunos fueron superados o regresan de lesiones. Tenemos la mentalidad, las ganas, pero el cuerpo no puede más. Romero, Di María, Messi ya tienen cierta edad", agregó. "Los sauditas con su disciplina, su abnegación, demostraron que se puede ganar a la creatividad", finalizó.