La Comisión Nacional de Salud (CNS) de China dijo hoy martes que construir capacidad de servicio médico, especialmente la capacidad médica para tratar pacientes con síntomas graves, sigue siendo crucial en la lucha contra la COVID-19 en todo el país.

Aunque China tiene una tasa de mortalidad asociada con esta enfermedad relativamente baja y la tasa de casos graves tampoco es elevada, todavía es vital mantener un alto nivel de preparación para tratar a los pacientes con síntomas graves, dijo Guo Yanhong, funcionaria de la CNS, en una conferencia de prensa.

Guo señaló que la vasta población de ancianos de China, así como las numerosas personas con afecciones médicas subyacentes, son las más vulnerables al virus. La funcionaria agregó que es necesario mejorar la capacidad de tratamiento de enfermedades graves para proteger a estos dos grupos de forma más efectiva.

Adicionalmente, desarrollar la capacidad de tratamiento de enfermedades graves es importante para combatir la COVID-19 y fundamental en el desarrollo a largo plazo y de alta calidad de los servicios médicos de China, sostuvo Guo.

La funcionaria manifestó también que China tiene como objetivo aumentar la accesibilidad de los recursos médicos de alta calidad y promover su distribución equilibrada en todo el territorio nacional.