China envió el miércoles un nuevo satélite a la órbita planificada desde el Centro de Lanzamiento de Satélites de Jiuquan ubicado en el desierto de Gobi, en el noroeste de China.

El satélite Yunhai-1 03 fue lanzado a las 7:15 horas (hora de Beijing) en un cohete portador Gran Marcha-2D.

El satélite se utilizará principalmente para detectar entornos atmosféricos, marinos y espaciales, prevención y mitigación de desastres y experimentos científicos.

El lanzamiento marcó la misión 438 de la familia de cohetes Gran Marcha.