Visitantes sentados sobre un andamio sostienen una taza de café. La plataforma está al borde de un acantilado de 200 metros de altura.

¿Qué se siente tomar un café al borde de un acantilado de 200 metros? En el distrito de Libo, prefectura autónoma de Buyei y Miao, en el sur de la provincia de Guizhou, tomar café al borde de un acantilido resulta una experiencia emocionante para los turistas.

Ubicado en un bosque de más de 400 hectáreas, el Parque Forestal Cool de Libo está abierto a los visitantes desde julio de 2019. Además de degustar un café en el acantilado, los turistas pueden darse el lujo de explorar los bosques vastos, adentrarse en las cuevas subterráneas, escalar los acantilados escarpados, descubrir cascadas escondidas y disfrutar plenamente de todo tipo de actividades al aire libre, como lanzarse en tirolesa o cenar en una cueva.

Siendo una provincia montañosa, Guizhou cuenta con abundantes montañas y colinas que representan un 92.5 por ciento de la superficie total del área terrestre. En los últimos años, esta suroccidental provincia china se ha convertido en destino popular del turismo de montaña gracias a sus exuberantes recursos naturales, incluidos bosques, valles y cuevas kársticas.

Visitantes sentados sobre un andamio sostienen una taza de café. La plataforma está al borde de un acantilado de 200 metros de altura.

Visitantes descienden hasta la plataforma de madera situada al borde de un acantilado en el distrito de Libo, provincia de Guizhou, el 7 de julio.

Visitantes viajan atravesando los vastos bosques vírgenes en el distrito de Libo, provincia de Guizhou, el 7 de julio.

Visitantes cenan en una cueva en el distrito de Libo, provincia de Guizhou, el 7 de julio.

Un visitante rema en un bote en un río subterráneo en el distrito de Libo, provincia de Guizhou, el 7 de julio.