El banco central de China ha utilizado efectivamente un conjunto de políticas para respaldar el crecimiento económico este año, con esfuerzos constantes para llevar a cabo una política monetaria prudente, brindar más apoyo financiero a la economía real y prevenir riesgos financieros.

De cara al futuro, el Banco Popular de China (BPCh), la entidad central del país, continuará manteniendo una liquidez razonable y suficiente, aumentará el apoyo crediticio para las empresas y mantendrá la economía operando dentro de un rango apropiado.

Los siguientes son algunos hechos, cifras y medidas sobre las áreas en que se enfoca el banco central.

UNA POLÍTICA MONETARIA PRUDENTE

El BPCh ha intensificado su política monetaria prudente para estabilizar los fundamentos económicos en medio de situaciones complejas en el país y el extranjero.

El banco central recortó el índice de requisitos de reserva para las instituciones financieras en abril, con el fin de apoyar el desarrollo de la economía real y reducir los costos integrales de financiamiento.

También se redujeron las tasas de interés de los repos inversos a siete días, los préstamos a mediano plazo, la tasa preferencial de préstamos (LPR) a un año y la LPR a más de cinco años.

El M2, una medida amplia de la oferta monetaria que cubre el efectivo en circulación y todos los depósitos, había aumentado un 11,4 por ciento interanual hasta 258,15 billones de yuanes (alrededor de 38,07 billones de dólares) al cierre de junio.

IMPULSAR LA ECONOMÍA REAL

El banco central ha destacado la importancia de brindar apoyo financiero a la economía real.

Se ha introducido un lote de medidas para coordinar la respuesta a la COVID-19 y el desarrollo económico y social, al tiempo que se han otorgado préstamos más inclusivos a pequeñas y microempresas, indicó el BPCh.

La entidad ha hecho hincapié en hacer un uso completo de las herramientas de apoyo para la reducción de carbono, así como sus capacidades de refinanciamiento para la innovación científica y tecnológica, el cuidado inclusivo de los ancianos y el transporte y la logística.

En la segunda mitad del año, el banco central guiará a las instituciones financieras para que emitan más préstamos a la economía real, reduzcan constantemente las tasas de interés reales y aprovechen las herramientas financieras para respaldar la construcción de infraestructura.

PREVENCIÓN DE RIESGOS

Prevenir y desactivar los riesgos financieros ha sido una prioridad en la agenda de trabajo del Gobierno chino, y el país ha logrado un equilibrio entre avanzar en el desarrollo financiero y controlar los riesgos relacionados.

El BPCh ha apoyado a las localidades y departamentos de supervisión en el tratamiento de incidentes de riesgo individuales y ha puesto en marcha el establecimiento de un fondo para garantizar la estabilidad financiera.

Se han tomado medidas para apoyar las necesidades esenciales de alojamiento de las personas, así como sus necesidades de una mejor vivienda.

La expansión desordenada de las principales empresas de plataforma en el sector financiero se ha frenado de manera efectiva, según el banco central.

En la segunda mitad del año, el banco central trabajará para asegurar canales de financiamiento estables para el sector inmobiliario y acelerar la exploración de nuevos modelos de desarrollo en el sector.

También insta a las empresas de plataforma a abordar cualquier problema que tengan y aprovechar al máximo su papel en la creación de empleos y la promoción del consumo.