La temperatura en el mar Mediterráneo en mayo fue cuatro grados centígrados mayor que el promedio del período de 20 años concluido en 2005 debido a que una ola de calor marítima afecta sus aguas, se indicó en un informe publicado hoy.

El Proyecto CAREHeat informó hoy que en mayo, la temperatura de la superficie del agua del mar Mediterráneo alcanzó un pico de más de 23 grados centígrados.

Es probable que esto tenga un impacto duradero en Italia, añadió el informe.

Las agencias de investigación italianas Agencia Nacional para la Nueva Tecnología, Energía y Desarrollo Económico Sostenible y el Consejo Nacional de Investigación participaron en el proyecto.

De acuerdo con el grupo ambientalista Greenpeace, las crecientes temperaturas están teniendo un gran impacto sobre la biodiversidad marítima cerca de la costa de Italia.

Algunas especies vulnerables están desapareciendo del mar en los alrededores de Italia, indicó Greenpeace, y están siendo reemplazadas por especies más adaptadas para prosperar en aguas cálidas. Estas nuevas especies a menudo son ajenas a la zona, lo que crea peligrosos efectos dominó en todo el ecosistema.

El informe se produce mientras Italia enfrenta una ola de calor en tierra, exacerbada por la falta de precipitaciones. Esto ha conducido a solicitudes para declarar estados de emergencia en gran parte del centro y norte de Italia y pone en peligro la producción agrícola en múltiples zonas.