Bernard Chan (centro), presidente de la Junta del Museo del Palacio de Hong Kong, presenta una entrada gigante durante una rueda de prensa en Hong Kong el 7 de junio de 2022 para anunciar su apertura el 2 de julio.

El Museo del Palacio de Hong Kong quedó inaugurado oficialmente el miércoles con la presencia de la directora ejecutiva de la Región Administrativa Especial de Hong Kong, Carrie Lam, quien en su último evento público al mando expresó su deseo de que la institución fortalezca aún más la identidad nacional de los hongkoneses.

El centro abre una ventana a la historia china, desaparecida en la región, dijeron sus residentes.

La estructura, vista como un regalo de la parte continental, cubre más de 30 000 metros cuadrados en el distrito Kowloon Oeste, nicho artístico por excelencia de Hong Kong y uno de los centros culturales más grandes del mundo. El proyecto nació en 2016 y su primera piedra se colocó en mayo de 2018 para completar la obra el mes pasado.

En el acto de inauguración, Lam dijo que los conocimientos y el reconocimiento de la historia nacional deben fortalecerse en la región con la ayuda del museo.

"Creo que en el futuro será una visita obligada para los turistas", dijo. "Espero que el Museo del Palacio de Hong Kong pueda aprovechar las ventajas de sus lazos externos para contar la historia de China y promover el aprecio mutuo de las civilizaciones china y occidental".

Añadió que fue un honor dedicar unas palabras en lo que sería el último evento público en su carrera de 42 años en la administración pública e hizo votos para que el museo brille y esté a la altura del apoyo del Gobierno central.

Para dar la bienvenida a sus primeros invitados con un resumen detallado y auténtico de la historia china, la institución ha preparado más de 900 tesoros prestados por el Museo del Palacio de Beijing.

Entre ellos, alrededor del 70 % llegan por primera vez a Hong Kong, incluidas 166 piezas de primera clase, algunas nunca antes mostradas al público, según destacó la Agencia de Noticias Xinhua.

Se trata del mayor préstamo del museo desde su establecimiento en 1925, dijo su curador principal Louis Ng Chi-wa, quien describió la escala y la calidad de la colección como "sin precedentes".

El Museo del Palacio de Hong Kong también se enfocará en la educación con la organización de seminarios, proyección de películas, talleres de arte y capacitación de maestros.

El centro abre una ventana para los hongkoneses, apuntó Jin Tongtong, presidente de la Asociación Profesional Putonghua de Hong Kong, el miércoles.

"La gente en Hong Kong espera aprender sobre la historia y la cultura china", dijo. "Sin embargo, pese al transcurrir de 25 años desde su vuelta a la patria, no había una plataforma para comprender verdaderamente la historia y la cultura china".

Jane Cheung, residente de Hong Kong que trabaja en una oficina frente al museo en el puerto Victoria, declaró que la muestra es tendencia.

"Muchos de mis colegas desean visitar la exposición, pero es difícil reservar boletos ya que es muy popular", acotó Cheung, y agregó que planea hacerlo también muy pronto.

Las expectativas quedan reflejadas en la venta de entradas. Casi 8000 personas esperaron en línea el primer día con 40 000 boletos repartidos. Muchos esperaron horas en vano.

"Necesitamos promover la difusión de la cultura china", dijo Ng. "Especialmente entre los jóvenes, necesitamos darles más oportunidades para comprender y apreciar la cultura china".

"El museo priorizará el fomento de la cultura e historia en Hong Kong. Además, colaborará con escuelas y organizaciones educativas para llevar la cultura china a diferentes comunidades", añadió.

Su apertura, un obsequio por el 25 aniversario de su regreso a la patria, es uno de los muchos eventos culturales, artísticos, recreativos y deportivos en agenda.

Sus puertas abrirán el 2 de julio con un estimado de 7000 visitantes.

"Hong Kong debe construir más salones conmemorativos y museos", dijo Jin. "Sugiero salas con educación patriótica como la guerra de resistencia contra la agresión japonesa (1931-45) y la historia moderna china. Estos recintos son especialmente necesarios para los jóvenes hongkoneses”.