Más de 100 millones de personas han dejado atrás sus hogares debido a conflictos o persecuciones, el doble desde fines de 2021, informó The Economist.

Según Federico Lui Agusti, representante de la Agencia para los Refugiados de la ONU (ACNUR) en Perú, el número es enorme, alrededor del 1 % de la población mundial. “No es que salen porque eligen salir; sino que salen porque quedarse pone en riesgo su vida”, indicó. Añadió que en la última década se ha duplicado los desplazamientos forzados en el planeta.

Son 5 los países que concentran el 67% de refugiados: Siria, Venezuela, Afganistán, Sudán del Sur y Myanmar y el 20 % de ellos está en Latinoamérica, precisó el funcionario.

El reporte señala además que el 72 % prefiere acceder a países cercanos al conflicto y el 83 % a territorios de renta media o baja; es decir, “los países menos desarrollados tienen mayor recepción de personas en situaciones de crisis”.

Así, Turquía, Colombia, Uganda y Pakistán son los mayores receptores. Perú y Alemania también conforman la nómina.

“Perú tiene hoy, según aproximaciones, 1,3 millones de migrantes venezolanos que han venido acá a reiniciar su vida”, acotó..

Agusti apuntó que la comunidad internacional generó una plataforma interagencial, “Respuesta para los refugiados inmigrantes”, que abarca a 17 países de la región y más de 190 organizaciones.

Este mecanismo busca una coordinación con el Grupo de Trabajo de Refugiados Inmigrantes, con países donantes como Estados Unidos, Canadá, Japón, Suecia o Alemania.