Muestras lunares No. 001 de la misión Chang E-5 en exhibición en el Museo Nacional de China en Beijing, capital de China, 27 de febrero de 2021.

Científicos chinos han encontrado por primera vez minerales de alta presión en las muestras lunares de la sonda Chang E-5. El descubrimiento proporciona evidencia clave de la presencia de choques en los cráteres del área analizada, determinados previamente tras el análisis remoto de datos.

Investigadores del Instituto de Geoquímica de la Academia de Ciencias de China hallaron fragmentos de seiferita y estisión, minerales formados a partir del dióxido de silicio a alta temperatura y presión. La muestra también contenía dióxido de silicio y vidrio de sílice. Es la primera vez que se hallan rastros de seifertita en muestras fuera de la Tierra.

El impacto de un meteorito es un proceso geológico importante para la combinación de materiales en la superficie lunar que sirve de factor clave para controlar la formación y evolución de su suelo.

Los minerales de alta presión que surgen tras el choque son evidencia relevante del proceso y determinan la temperatura y la presión de las rocas durante el impacto, así como el tamaño del cráter.

Sin embargo, estos minerales son raros en muestras y meteoritos lunares lo que limita el estudio de los impactos en la superficie lunar.

El fragmento de dióxido de silicio registró presión, calor y despresurización posterior a un evento de choque lunar.

Al simular la temperatura y la presión para su formación en dichas condiciones, se descubrió que los restos de dióxido de silicio pueden provenir del cráter Aristarco en el área de análisis del Chang E-5.