Nauru, en el Océano Pacífico, enfrenta su primera lucha contra la COVID-19, reportó el martes la radio neozelandesa RNZ, con hasta el momento 337 positivos, según la autoridad sanitaria.

Joanna Olsson, directora de la oficina de información del Gobierno, indicó que se han registrado otros 13 casos en la frontera, todos ellos puestos en cuarentena y ya recuperados.

Los tres primeros pacientes del Estado insular surgieron el 17 de junio de este año. Además, se supo que todos los centros de aislamiento lucían llenos y que las autoridades esperan disponer la cuarentena domiciliaria.

Cerca del 98 % de la población de la isla está vacunada.

Nauru ha dispuesto el cierre de negocios de lavado de autos; sin embargo, ambulantes y quioscos pueden seguir vendiendo productos en la calle siempre y cuando sea obligatorio el uso de mascarillas, guantes y la distancia social de al menos 1,5 metros.