La decisión de China de no aceptar la participación de la región de Taiwan en la Asamblea Mundial de la Salud (AMS) de este año ha recibido un amplio apoyo y comprensión de la comunidad internacional, aseguró el sábado un portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores.

El portavoz Wang Wenbin hizo las declaraciones al responder una consulta sobre el apoyo internacional a la decisión de China.

La 75ª Asamblea Mundial de la Salud se llevará a cabo del 22 al 28 de mayo. Taiwan no está invitada.

Solo hay una China en el mundo. El gobierno de la República Popular China es el único gobierno legal que representa a toda China, aseguró Wang, y agregó que Taiwan es una parte inalienable del territorio de China.

La participación de la región de Taiwan en las actividades de las organizaciones internacionales, incluida la Organización Mundial de la Salud (OMS), debe manejarse bajo el principio de una sola China. Este principio fundamental se confirma en la Resolución 2758 de la AGNU y la Resolución 25.1 de la AMS, señaló el vocero.

El portavoz hizo hincapié en que, durante ocho años consecutivos, de 2009 a 2016, China hizo arreglos especiales para la participación de la región de Taiwan en la AMS sobre la base de la adhesión al principio de una sola China en ambos lados del Estrecho de Taiwan.

Sin embargo, a partir de que el Partido Progresista Democrático (PPD) llegó al poder, ha puesto su agenda política por encima del bienestar del pueblo de la región de Taiwan, adhiriéndose obstinadamente a la posición separatista de la "independencia de Taiwan" y negándose a admitir el Consenso de 1992, que encarna el principio de una sola China. Como resultado, la base política para que la región de Taiwan participe en la AMS ha dejado de existir, señaló Wang.

"El Gobierno Central de China otorga gran importancia a la salud y el bienestar de nuestros compatriotas en la región de Taiwan y ha hecho los arreglos adecuados para la participación de Taiwan en los asuntos de salud mundial con la condición previa de mantenerse bajo el principio de una sola China", resaltó.

El Gobierno Central ha proporcionado a la región de Taiwan alrededor de 400 actualizaciones sobre la situación de la pandemia desde el comienzo de la COVID-19 y aprobó 47 visitas de expertos en salud pública de la región de Taiwan a 44 actividades técnicas de la OMS durante el año pasado. La región de Taiwan recibió múltiples notificaciones de información sobre la COVID-19 de la Secretaría de la OMS.

"La afirmación de una 'brecha' en los esfuerzos globales contra la pandemia es, por lo tanto, infundada", comentó Wang, y agregó que las autoridades del PPD, que apartan la vista ante la aspiración común de la comunidad internacional de centrarse en la cooperación contra la pandemia y la vida y la seguridad de las personas en la región de Taiwan, están realizando maniobras políticas con el pretexto de la pandemia en violación de la Resolución 2758 de la AGNU y la Resolución 25.1 de la AMS.

"Están empeñados en iniciar propuestas relacionadas con la región de Taiwan a costa de interrumpir los procedimientos de la AMS y la cooperación internacional, con el motivo real de crear 'dos Chinas' o 'una China, un Taiwan'", dijo el vocero.

Para salvaguardar la soberanía nacional y la integridad territorial, y defender la solemnidad y autoridad de las resoluciones pertinentes de la Asamblea General de las Naciones Unidas y la Asamblea Mundial de la Salud, China no puede aceptar la participación de la región de Taiwan en la Asamblea Mundial de la Salud de este año. Esta decisión de China recibió un amplio apoyo y comprensión de la comunidad internacional, resaltó Wang.

El funcionario expresó que, hasta el momento, casi 90 países han enviado cartas a la OMS para expresar su compromiso con el principio de una sola China y su oposición a la participación de Taiwan en la AMS. "Esto muestra una vez más que el principio de una sola China es la aspiración común y la tendencia predominante, y el hecho de que la abrumadora mayoría de los países tienen una posición justa y correcta sobre el tema relevante".

"La gente de todo el mundo siempre tiene los ojos claros. Cualquier intento de jugar la 'carta de Taiwan' para contener a China será firmemente rechazado por la abrumadora mayoría de los miembros de la comunidad internacional y está condenado al fracaso", aseguró el portavoz.