La inversión extranjera directa (IED) en uso real en la parte continental de China registró un aumento interanual del 20,5 por ciento, alcanzando los 478.610 millones de yuanes durante los primeros cuatro meses del año, informó este jueves el Ministerio de Comercio.

En términos de dólares, la entrada de capital subió un 26,1 por ciento interanual hasta ubicarse en 74.470 millones de dólares, según el ministerio.

El flujo entrante de IED de China registró un crecimiento de dos dígitos en el período enero-abril sobre la elevada base de 38,6 por ciento de crecimiento en el mismo período del año pasado, indicó la portavoz del ministerio, Shu Jueting.

Shu destacó el importante papel de la economía de alta calidad de China en la atracción de la inversión extranjera. La IED en la industria de alta tecnología del país reportó un fuerte aumento interanual del 45,6 por ciento durante el mencionado período, 25,1 puntos porcentuales por encima del crecimiento promedio en todos los sectores.

La IED en el sector manufacturero de alta tecnología aumentó un 36,7 por ciento con respecto al mismo período del año pasado, mientras que en el sector de servicios de alta tecnología reportó un aumento interanual del 48,3 por ciento, según la misma fuente.

Los principales proyectos financiados con fondos extranjeros también registraron una expansión constante en los primeros cuatro meses de 2022 a medida que las localidades hacían esfuerzos para superar el impacto de la pandemia y atraer inversiones activamente, añadió Shu.

En el período enero-abril, China recibió 185 nuevos proyectos de gran envergadura, cada uno con una inversión extranjera de más de 100 millones de dólares, lo que significa que un promedio de 1,5 proyectos grandes financiados con fondos extranjeros se pusieron en marcha cada día.

"Las empresas multinacionales han ampliado activamente la inversión en China, lo que muestra la confianza de los inversores extranjeros en las perspectivas de la economía china y refleja la atracción generada por el enorme mercado del país, el sistema industrial completo y la infraestructura, y los abundantes recursos humanos", expresó Shu.

En los primeros cuatro meses, la IED que llegó a la región central del país registró un rápido aumento interanual del 43,7 por ciento, seguido del 26,9 por ciento en la región occidental y el 18,7 por ciento en la región oriental.

Shu también señaló que el país continuará profundizando la apertura y optimizando los servicios para los inversores extranjeros con el fin de crear más oportunidades para las empresas con fondos extranjeros.