Hisopado de una mujer en el distrito de Huangpu, Shanghai, en el este de China, 8 de mayo de 2022. Shanghai ha establecido sitios de prueba PCR fijos y móviles en áreas residenciales, oficinas, parques comerciales y en las cercanías del metro y otras paradas de transporte público según la situación epidémica.

Las autoridades de Jiangyin, en la provincia de Jiangsu, este de China, anunciaron el pago de 100 yuanes (15 dólares) en efectivo a los residentes que participen en cinco rondas de pruebas de ácido nucleico, mientras que quienes solo hagan más de dos tendrán que seguir cuarentena a su costo y con las sanciones legales del caso.

La ciudad pasa por un período crítico en la tarea de prevención y control, por lo que las pruebas masivas son necesarias para detectar oportunamente los contagios y bloquear la propagación del virus lo antes posible, indicó la nota.

La urbe reportó 48 infecciones el martes, todas asintomáticas, 47 en centros de aislamiento y uno en áreas de control. Se han identificado un total de 16 938 contactos cercanos y 4761 secundarios hasta las 8 a. m. del martes, todos puestos bajo monitoreo.

Quienes no se sometan a las pruebas sin motivos válidos, no contarán con los códigos sanitarios verdes para el ingreso a lugares públicos, y su registro de crédito social también se verá afectado, precisaron las autoridades.

"Aquellos que evadan las disposiciones de salud pública y de prevención de epidemias deben recibir las penas del caso a fin de que el público pueda volver a disfrutar de un entorno social seguro lo más pronto posible", comentó un internauta en la red social Sina Weibo.