Beijing planea realizar pruebas de antígenos en algunas áreas y sectores clave para detectar a portadores del virus tan pronto como sea posible, señalaron este miércoles las autoridades locales.

Las pruebas de antígenos abarcarán a personas en áreas de gestión y control cerrados, así como a trabajadores en industrias como servicios de entrega, artículos importados diferentes a la cadena de frío, taxis y servicios de transporte por aplicación, así como preparación de alimentos, se anunció en una conferencia de prensa sobre control de la COVID-19.

Las personas sospechosas de haber dado positivo en pruebas mixtas y aquellos con alto riesgo de contraer COVID-19 están incluidas en el grupo objetivo de la campaña.