Inspirados en las telas de araña, científicos de materiales de China han desarrollado una especie de microfibras anudadas con huso que pueden recoger agua de forma eficiente.

La niebla tiene el potencial de ser utilizada como fuente de agua dulce y resolver la preocupación por la escasez mundial de ese recurso.

Científicos de la Universidad de Jiaotong del Suroeste notaron la singular estructura de nudos periódicos de la seda de araña natural que sirve para colgar abundantes gotas, informó hoy miércoles el Diario de Ciencia de China.

Después diseñaron microfibras con nudos de huso bioinspiradas con canales huecos continuos, de acuerdo con un estudio publicado en la revista Journal of Materials Chemistry A.

En comparación con las microfibras con nudo de huso sólido, las huecas han mostrado una mayor capacidad de suspensión, tasa de crecimiento de las gotas y eficacia en la recolección de agua.

Su volumen máximo de gotas es alrededor de 1.663 veces mayor que el del nudo de microfibra ordinario, marcando la mayor proporción de volumen de gotas jamás registrada.

La estructura hueca única puede añadir una fuerza capilar adicional y ofrecer mayores longitudes a la línea de contacto para el comportamiento de recolección de agua, fortaleciendo así la capacidad de recogida de agua, dijo Meng Tao, autor correspondiente del artículo.

La nueva microfibra también puede ser usada para hacer vendajes, ya que puede absorber eficazmente las filtraciones de las heridas, dijeron los investigadores.