La economía china registró un crecimiento estable en 2021 a pesar de desafíos como rebrotes epidémicos y un entorno externo complicado, según datos oficiales dados a conocer hoy lunes.

El producto interno bruto (PIB) del país creció el año pasado un 8,1 por ciento interanual hasta los 114,37 billones de yuanes (cerca de 18 billones de dólares), informó el Buró Nacional de Estadísticas.

Esta velocidad de crecimiento superó considerablemente la meta oficial de "más del 6 por ciento" y situó el crecimiento promedio de los dos años en un 5,1 por ciento, de acuerdo con los datos.

En el cuarto trimestre, el PIB del país creció un 4 por ciento interanual.

La economía china mantuvo su ritmo de recuperación en 2021 y encabezó al mundo tanto en el desarrollo económico como en el control epidémico, según le entidad, al mismo tiempo advirtió que China afronta una triple presión: la contracción de la demanda, impactos en la oferta y el debilitamiento de las expectativas en medio de un entorno externo cada vez más complicado.

El consumo final contribuyó con un 65,4 por ciento a la expansión del PIB, mientras que las exportaciones netas contribuyeron con un 20,9 por ciento, aseguró Ning Jizhe, director del BNE, en una conferencia de prensa.

"El crecimiento de China estuvo entre los más rápidos de las principales economías del mundo el año pasado", dijo Ning, y agregó que se espera que el PIB del país represente más del 18 por ciento del total mundial.

En desglose, las ventas minoristas experimentaron una notable recuperación, aumentando un 12,5 por ciento interanual. La inversión en activos fijos registró un crecimiento estable del 4,9 por ciento, mientras que la producción industrial de valor agregado se expandió un 9,6 por ciento respecto al año anterior.

El mercado laboral del país se mantuvo estable en general, con la tasa de desempleo urbano encuestado en 5,1 por ciento, una disminución de 0,5 puntos porcentuales frente al mismo período del año anterior y cumpliendo con la meta del gobierno de "menos de 5,5 por ciento".

El pueblo chino se está volviendo cada vez más próspero en 2021, con un ingreso disponible per cápita de 35.128 yuanes, un aumento interanual del 9,1 por ciento en términos nominales.