La posibilidad de que el primer caso de ómicron transmitido localmente en Beijing ha sido contraído desde el correo internacional no puede ser descartada, informó hoy lunes una funcionaria de salud en conferencia de prensa.

La paciente recibió un correo el 11 de enero enviado desde Canadá hacia Beijing, a través de Estados Unidos y la Región Administrativa Especial de Hong Kong. Ella refirió que había tocado la superficie exterior del paquete y la primera página del documento en el interior, señaló Pang Xinghuo, subdirectora del centro de control y prevención de enfermedades de Beijing, en una rueda de prensa.

Pang destacó que se recogieron 22 muestras ambientales del correo internacional y las pruebas de ácido nucleico arrojaron resultados positivos.

La paciente no tenía antecedentes de viaje a otras provincias o ciudades en los 14 días previos al inicio de los síntomas, ni contacto con grupos de riesgo.

Hasta el momento, los resultados de las pruebas de ácido nucleico de 69 contactos cercanos y más de 810 muestras ambientales han resultado negativas, excepto las recolectadas en su hogar y lugar de trabajo, aseguró Pang.

El nuevo caso fue informado el sábado y fue confirmado que es causado por la variante ómicron de COVID-19, que ha sido clasificada como miembro del Clade BA.1.

La secuenciación de genes descubrió que no estaba vinculado a la misma cadena de transmisión que las infecciones pasadas en Beijing o las variantes de ómicron que surgieron recientemente en otras áreas de China. Mostró una gran similitud con algunas cepas de virus aisladas en América del Norte y Singapur en diciembre de 2021.