Las hospitalizaciones de niños en Estados Unidos relacionadas con la COVID-19 se encuentran en su máximo nivel desde el comienzo de la pandemia, de acuerdo con los datos más recientes de los Centros para la Prevención y Control de Enfermedades de Estados Unidos.

El país tiene un promedio de 893 nuevas hospitalizaciones de niños de 17 años o menos cada día, un récord desde que los CDC empezaron a rastrear el número en agosto de 2020.

La mayoría de estas hospitalizaciones se deben a la COVID-19, aunque algunos niños fueron ingresados por otras causas y dieron positivo por COVID-19 cuando fueron hospitalizados o durante su estadía en el hospital, añadieron los CDC.

El país registró más de 90.000 hospitalizaciones de niños de 17 años o menos del 1 de agosto de 2020 al 13 de enero de 2022, mostraron datos de los CDC.

Las mayores tasas de hospitalización entre todos los niños son las del grupo de recién nacidos a cuatro años, quienes aún no son elegibles para vacunación.

La variante Ómicron no parece causar una enfermedad más grave en niños que otras variantes del virus y las tasas generales de hospitalizaciones pediátricas todavía son menores que en cualquier otro grupo en edad adulta, de acuerdo con los CDC.

Los CDC esperan que las hospitalizaciones de niños por COVID-19 sigan incrementándose en las próximas semanas.

Los CDC exhortaron a todo los niños de cinco años o más a vacunarse contra la COVID-19 para ayudar a protegerse contra la COVID-19.