Desde el inicio de la pandemia de COVID-19, la violencia contra la mujer ha crecido tanto que hasta un 45 % de ellas afirma haber sido víctima o testigo de abuso de género, así lo reveló un reporte de la ONU publicado el miércoles.

El estudio de ONU Mujeres, con datos de 13 países desde enero de 2020, muestra que 4 de cada 10 féminas apuntó sentir mayor inseguridad en espacios públicos y que un 25 % señaló padecer más conflictos en el hogar.

Así también, 6 de cada 10 mujeres asegurar que el acoso sexual en público es peor.

El informe "Midiendo la pandemia en la sombra: violencia contra las mujeres durante la COVID-19" sostiene que las más afectadas son jóvenes o de mediana edad, con la mitad de ellas entre 18 y 49 años, y un 52 % desempleado.

El texto no solo toca la violencia física, sino también verbal, con 7 de cada 10 mujeres revelando que son más comunes en la pareja desde que surgió el virus.

El organismo manifestó que la investigación tuvo lugar en países seleccionados por su diversidad regional, con prioridad en hogares de ingresos medios o bajos.

El estudio incluyó información de más de 16 000 mujeres, mayores de 18 años, al menos 1200 de cada país, como Colombia, Paraguay, Albania, Tailandia, Ucrania, Marruecos, Nigeria o Kenia.

Así, Kenia registró el porcentaje más alto de violencia, víctima o testigo, con un 80 %, seguido de Marruecos (69 %), Jordania (49 %) y Nigeria (48 %).