Un equipo de investigación de la Universidad Normal de Henan declaró a los medios que intentan lanzar en el mercado chino un medicamento oral contra la COVID-19 en diciembre.

El Azvudine está actualmente en ensayos clínicos de Fase III en el primer hospital afiliado de la Universidad de Zhengzhou, en Zhengzhou, capital de la provincia central de Henan, reportó The Paper el martes.

Las pruebas también tienen lugar en Brasil y Rusia.

Se trata de una droga contra el Sida que actúa como inhibidor inverso de la transcriptasa. Frente a la Covid, el fármaco muestra una buena actividad antiviral a nivel celular y animal, según el estudio.

En julio, se aprobó la píldora azvudine anti-VIH de expertos de la Universidad Normal de Henan para el mercado nacional.

Hasta el momento, China ha desplegado tres rutas en el desarrollo de medicamentos específicos contra la COVID-19: bloqueo de la entrada del virus en las células, inhibición de su replicación y ajustes en el sistema inmunológico humano. Todas ellas cuentan con sus respectivas ventajas y estrategias.

En los últimos días, muchas farmacéuticas han revelado su progreso en su investigación y desarrollo.

El VV116, un candidato oral anti-sars-cov-2 del Instituto de Materia Médica de Shanghai de la Academia China de Ciencias y del Instituto de Virología de Wuhan, pasará a la fase de estudio clínico, informó la prensa el domingo.

Una terapia de combinación de anticuerpos monoclonales neutralizantes de la Universidad Qinghua, el Tercer Hospital Popular de Shenzhen y Brii Biosciences, una compañía con sedes en China y Estados Unidos, podría obtener la aprobación para su uso en el mercado en diciembre. Además, es probable que sea la primera en recibir la autorización de uso de emergencia en países desarrollados como Estados Unidos.