El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores chino Wang Wenbin dijo hoy martes que la democracia no es un lema o un dogma y que no debe ser usada como pretexto para imponer hegemonía.

Wang hizo las declaraciones en una conferencia de prensa en respuesta a los comentarios recientes del ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, sobre la "Cumbre por la Democracia" propuesta por Estados Unidos. Lavrov dijo que Washington elegirá a los participantes, lo cual esencialmente corresponde "bastante al espíritu de una Guerra Fría, ya que declara una nueva cruzada ideológica contra todos los disidentes".

Wang dijo que Lavrov hizo una muy buena observación, y añadió que lo que el mundo necesita urgentemente hoy no es una llamada "cumbre por la democracia" o una "alianza de democracias", sino fortalecer la coordinación y la cooperación globales sobre la base del acatamiento de las normas que rigen las relaciones internacionales representadas por la Carta de la ONU.

No se debe utilizar la democracia como una excusa para ocultar la propia incompetencia y fracaso en la gobernación, y dejar que su pueblo pague un alto precio por la discriminación racial generalizada, la creciente división social y la cada vez mayor brecha de la riqueza, dijo Wang.

No se debe privar a otros países del derecho y la libertad para explorar su propio camino democrático, en total menosprecio de la diversidad de la historia, cultura, sistema social y etapa de desarrollo de los países, expresó.

No se debe usar la ideología y los valores como herramientas para oprimir a otros países y avanzar en la estrategia geopolítica, incitar la división y la confrontación en la arena internacional y empujar al mundo de vuelta a la peligrosa era de la Guerra Fría bajo la bandera de la democracia, añadió.

"Provocar desavenencias, división y confrontación en nombre de la democracia es un acto de atropello y traición hacia el espíritu y valores democráticos. Esto sólo traerá turbulencia y caos al mundo y socavará la paz y el desarrollo de la humanidad", dijo Wang. "Esto está destinado a enfrentar la resistencia y la oposición de la comunidad internacional".