La Real Academia Española responde nuevamente a preguntas acerca de la utilización del lenguaje inclusivo con la etiqueta #RAEconsultas y aclara su posición.

La entidad considera que el “el uso de la letra x es innecesario e impronunciable” y que el uso genérico del masculino gramatical “no supone discriminación sexista alguna”.

Ante la interrogante sobre si el lenguaje inclusivo era una jerigonza o un galimatías, la RAE apuntó: “Lo que comúnmente se ha dado en llamar ‘lenguaje inclusivo’ es un conjunto de estrategias que tienen por objeto evitar el uso genérico del masculino gramatical, mecanismo firmemente asentado en la lengua y que no supone discriminación sexista alguna”.

Otra pregunta aludía a si era correcto usar ‘elle’, ‘todxs’, ‘nosotrxs’, etc., la institución respondió: “La forma ‘elle’ y las terminaciones en ‘-e’ en voces con flexión ‘-o/-a’ son recursos facticios promovidos en ciertos ámbitos para referirse a quienes no se identifican con ninguno de los géneros del par binario, pero su uso no está generalizado ni asentado”.

“Por otro lado, el uso de la letra ‘x’ como supuesta marca de género inclusivo es ajeno a la morfología del español, además de innecesario (e impronunciable), pues el masculino gramatical ya cumple esa función como término no marcado de la oposición de género”, sentenció.

Su director Santiago Muñoz Machado comentó: “Si realmente alguna de esas fórmulas se repite tanto que se convierte en lenguaje ordinario de una mayoría de los españoles, tendrá éxito y se incorporará a nuestro lenguaje ordinario, claro que sí. Todos y todas, por ejemplo, está teniendo bastante progresión”.

“El lenguaje inclusivo es una herramienta política y retórica de la lucha LGTBIQ+, y del feminismo, para librarse de la opresión”, indicó por su parte Gabriela Ferrucci, docente universitaria y activista. Esta expresión, construida a lo largo de los años, es testigo de las desigualdades de género que continúan desde el idioma español.