La segunda ola de contagios de la enfermedad del nuevo coronavirus (COVID-19) "ya es un hecho" en Argentina, por lo que las personas deben extremar los cuidados, advirtió hoy la ministra de Salud, Carla Vizzotti.

La funcionaria dijo en conferencia de prensa que lo que pasa en Argentina ya sucedió con unas semanas de anticipación en el hemisferio norte, al verse el aumento sostenido en el número de casos que ha llevado a confinamientos estrictos.

Vizzotti añadió que una situación similar ocurre en países vecinos como Brasil, Chile, Paraguay y Uruguay, con un aumento "acelerado" en el número de casos, además de tensión y sobrecarga del sistema de salud.

La titular de la cartera sanitaria afirmó que Argentina observa un "aumento sostenido y acelerado del número de casos", por lo que instó a "seguir trabajando con las jurisdicciones, con los expertos, con evidencia científica para generar recomendaciones y acciones".

Dijo que el sistema de salud del país sudamericano no es el mismo de marzo de 2020, porque ahora se tiene 50 por ciento más de camas de terapia intensiva, 60 por ciento más de respiradores y un equipo de salud "con muchísima más experiencia, pero muy cansado".

"Cada caso que evitemos, cada consulta febril que evitemos, va a ser importante para no seguir tensionando al sistema de salud", remarcó Vizzotti.

Pidió a los argentinos "redoblar los esfuerzos" contra la enfermedad, además de que las medidas que tienen mayor impacto positivo son intensivas, tempranas y localizadas geográficamente para disminuir la circulación de personas.

Esas medidas, que buscan no impactar en las actividades productivas y comerciales, se van a implementar luego de conversaciones que el gobierno central mantendrá con autoridades provinciales y de la ciudad de Buenos Aires, según anticipó la funcionaria.

Destacó también el plan de vacunación iniciado en el país el 29 de diciembre pasado, con el 90 por ciento del personal de salud que ya recibió una dosis y el 60 por ciento que completó el esquema de dos dosis.

El 55,6 por ciento de las personas mayores de 80 años ya recibió a su vez al menos una dosis del plan de vacunación, mientras que el 40,7 por ciento de las personas de entre 70 y 79 años también recibió la primera.

Argentina acumuló hasta el lunes 2.407.159 casos de la COVID-19 desde el 3 de marzo de 2020, así como 56.471 fallecidos, según datos del Ministerio de Salud.

La nación sudamericana mantiene además medidas de distanciamiento social, preventivo y obligatorio, que estarán vigentes hasta el próximo 9 de este mes, según lo dispuesto por el Ejecutivo.